Cuando el pequeño Ian Inglize, de cinco años, fue con su mamá Bárbara Lorenzo a comprar ropa, nunca imaginó el problema con el que se iba a topar. Problemas puede haber muchos: no conseguir talle, que los diseños no sean lindos, o que los precios sean demasiado altos, pero esto sí que nunca creyó que le iba a suceder.Entonces indignado grabó junto a su mamá un video en el que descargó su furia a pura ternura. Esa pieza adorable que su mamá publicó en las redes sociales no tardó en volverse un gran hit viral.

Es que allí se lo ve al chiquito con sus rulos despeinados indignado porque no pudo comprar el pantalón que quería. El problema fue que le gustó uno que para la vendedora tenía un color de nena y no se lo quiso vender, entonces el niño y su mamá se fueron enojadísimos.

Más tarde, con los ánimos más calmados decidieron descargarse contando lo sucedido en un pequeño clip y allí dar su opinión al respecto: “Los colores no tienen género”.

Estaban tirados en el pasto del jardín de su casa, Bárbara tomó el celular y comenzó a grabar. Ian, rápidamente tomó la palabra: “Fuimos a comprar un pantalón fucsia y la señora (la vendedora del local) dijo que era para nenas. ‘Acá están los de nenas y acá los de nenes, no podés elegir los que están acá'”, contó el chico sobre lo que les dijo la encargada del negocio.

"Fuimos a comprar un pantalón fucsia y la señora (la vendedora del local) dijo que era para nenas", protestó el nene.

“Fuimos a comprar un pantalón fucsia y la señora (la vendedora del local) dijo que era para nenas”, protestó el nene.

Entonces su mamá preguntó: “¿Y nosotros qué le dijimos?”. “Que no importa”, respondió Ian y siguió: “Los colores son colores. Este color puede ser de nena o de nene. Todos pueden elegir cualquier cosa. Yo tengo un shortcito rojo y puede ser para nene o nena. Todos los colores son de nena o de nene. Podemos elegir lo que queramos”.

"Los colores son colores. Este color puede ser de nena o de nene", señaló Ian.

“Los colores son colores. Este color puede ser de nena o de nene”, señaló Ian.

El video fue publicado en Facebook el 12 de diciembre y en menos de un mes sumó una enorme cantidad de reacciones. Fue compartido 110 mil veces, tuvo más de 52 mil “me gusta” y cuenta con 4,8 millones de reproducciones. 

El video se viralizó en unas semanas.

El video se viralizó en unas semanas.

Esta no es la primera vez que la familia se vuelve viral. Es que durante el año pasado Bárbara, junto a su marido Lucas y el pequeño Ian y el menor de la familia Milo, se fueron a recorrer el país en una Volkswagen Kombi modelo 1987. En enero del 2018 salieron a recorrer el país y el continente junto a los chicos y pasaron por distintas ciudades como Rosario, San Rafael, Córdoba, Potrero de los Funes, Santiago de Chile, entre otras. Todo arriba de la combi, en una gran aventura familiar.