El pasado domingo 9 de diciembre, a Ana Cristina Mamprim le tocó trabajar en el turno de noche en el Hospital Regional Alto Vale en el municipio Rio do Sul de Santa Catarina, Brasil, cuando un hombre sin hogar llamado César entró para que lo atendieran de urgencia.

Al terminar su día laboral, Mamprim salió del hospital y se encontró con una escena que no dudo en compartir en su perfil de Facebook: cuatro perros esperaban impacientes a que César, su dueño, saliera de allí.

La publicación en Facebook de Ana Cristina Mamprim.

La publicación en Facebook de Ana Cristina Mamprim.

Ana Cristina Mamprim trabaja en el Hospital Regional Alto Vale en el municipio Rio do Sul de Santa Catarina (Facebook).

Ana Cristina Mamprim trabaja en el Hospital Regional Alto Vale en el municipio Rio do Sul de Santa Catarina (Facebook).

“Una persona simple, sin lujo, que depende de la ayuda para vencer el hambre, el frío, los dolores, las maldades del mundo, tiene a su lado los mejores compañeros y el intercambio es recíproco. Intercambian amor, cariño, calor, comprensión”, escribió en su publicación.

Los animales estuvieron durante horas esperando a que su dueño saliera del hospital porque no querían dejarlo solo. En este sentido, César le contó a la mujer que a veces deja de comer para alimentar a sus perros.

“No sé cómo es su vida porque está en la calle y no me importa juzgarlo, pero admiro el respeto y el amor que tiene por sus mascotas. Verlos así, esperando en la puerta, sólo muestra lo mucho que son bien cuidados y amados. Ay si todos fueran así…. si no tuvieran maldad, malos tratos”, dijo la mujer.

César le contó a la mujer que a veces deja de comer para alimentar a sus perros (Facebook).

César le contó a la mujer que a veces deja de comer para alimentar a sus perros (Facebook).

La publicación fue compartida casi 80 mil veces y tuvo más de 124 mil interacciones. Los usuarios solo tuvieron palabras de cariño y de orgullo hacía César por cuidar a sus perros. “Sin palabras, los más fieles, desinteresados, puro amor”, escribió Diana Berenstein, mientras que otra mujer llamada Carmencar Cardozo dijo: “Por eso adoro los perros, ellos siempre están”.

Mamprim hizo otra publicación en la que contó que se sentía “muy feliz” por la repercusión que tuvo la foto y que sentía “pena” con que todavía exista gente mala con los animales: “El mundo necesita más respeto y amor”.

La publicación fue compartida casi 80 mil veces y tuvo más de 124 mil interacciones (Facebook).

La publicación fue compartida casi 80 mil veces y tuvo más de 124 mil interacciones (Facebook).