Hace ya varios años que vengo coleccionando información sobre la actividad política en Twitter, principalmente porque es la única red social que me permite hacerlo sin tener que pagar fortunas. Lo bueno de esto es que ha sido un excelente ejercicio de investigación, programación y análisis de datos.

Lo malo es que me he tenido que encontrar con cada cosa que no le recomendaría a nadie. Aprenderme las tendencias y formas de los más verborrágicos en Argentina, estamos hablando de mucho odio concentrado. Pero gracias a todo eso creo que puedo mostrarles el siguiente análisis de cómo funciona la militancia digital en Twitter, en este caso desde el kirchnerismo, y no es casual que sea de esta facción en particular: es la más numerosa y activa.

A continuación los detalles y, aviso, hay mucha definición, hashtags, números y odio político :D

Definiciones

Antes de comenzar a mostrar números y tendencias sería ideal explicar un poco el criterio utilizado.

Desde hace tres años vengo coleccionando información sobre cuentas de redes sociales de trolls, bots, operadores, gente común y hasta muchos que nada tienen que ver con la política. El foco, sin embargo, estuvo en esto último que menciono, la política, tratando de dar, filtrar y segmentar la participación activa de usuarios de Twitter en la política.
Esto implica que todo se mezclará y uno deberá hacer el ejercicio de selección, discriminación y curación de la información para poder obtener algo relevante. Eso hice.

En mi sistema diferencio entre “Sin datos”, como la gran mayoría, la masa de la cual uno no puede definir una tendencia política firme, Pro, Kirchnerismo, Massismo (inexistente para 2019) y “Otros” que incluye a la izquierda en mayor medida y otras fuerzas mínimas que realmente no pueden promover ninguna tendencia en Twitter.

Luego, para que tenga sentido todo esto, diferencio entre cuentas que podrían ser Troll, Fake, Bot, Operador, Medio, Famoso, Fan, o simplemente ninguna de estas cosas si no es posible identificarlo fielmente.

¿Qué es cada una? En versión simplificada el troll es el que ataca directamente, el más verborrágico e insoportable, el flag Fake sólo identifica si es una cuenta “falsa”, puede ser un bot, troll o un personaje, el tema es que no sea un individuo identificable sino una cuenta de muchas, cuentas secundarias, cuentas usadas para atacar, usualmente las que no dan la cara.

Bot es una cuenta operada tanto sea por una central que envía spam como por un operador político que cuenta con múltiples cuentas y algunas las utiliza para “potenciar” a una cuenta objetivo.

Operador es el que promueve y dispara temas, en política se usa mucho, la “tropa” se encolumna detrás de la “propuesta” del operador. Suelen contar con información supuestamente “privilegiada” y “tiran postas”, hay muchos pero son una minoría comparado con la tropa.

El flag medio discrimina cuentas de medios de comunicación y algunos periodistas que las utilizan en ese sentido, pero puede estar asociado a los otros flags sin problemas (Ej: periodista, famoso, operador y massista, tendrá esos flags marcados). Fan es un flag que armé para diferenciar usuarios que tan sólo son fans de algo y poder separarlo de la política. Famoso es para marcar cuentas con una gran cantidad de seguidores, los políticos más importantes suelen tener marcado esto en mi sistema.

Lo útil es que son flags, banderas, indicadores que pueden sumarse, integrarse y estar todos a la vez o sencillamente no tener ninguno. Inclusive los de filiación política pueden estar combinados como la izquierda+kirchnerismo o massismo+kirchnerismo puede darse el caso… porque se da.

Toda esta información la colecciono con mi propio software y traigo todo desde la API pública de Twitter así que sólo mido información accesible libremente por todo el mundo.

Estadísticas Generales y criterio

En particular este análisis lo hago sobre el kirchnerismo y hay varios motivos para hacerlo.

Contrariamente a la creencia popular instaurada por una parte de la militancia digital no son los “Trolls de Marquitos Peña” el segmento más grande, es apenas un tercio si lo comparamos con el kirchnerismo en todas sus vertientes. El resto de las fuerzas políticas podrá ser ruidoso en ocasiones pero no llega ni a los talones.

Durante la semana es fácil encontrar más actividad kirchnerista que del Pro porque son más obvios y directos, esto me permite encontrarlos fácilmente. El Pro suele manejar otros criterios a la hora de “trollear”, ya sea acción directa entre usuarios y usualmente menos hashtags.

El kirchnerismo, por su parte, se podría decir que utiliza métodos “tradicionales” (como si esto fuese algo antiguo) y abusa de hashtags con bastante creatividad a la hora de crearlos con cierta diversidad. En Twitter los hashtags son hundidos automáticamente si se repiten durante mucho tiempo, así pues es mejor crear uno o dos cada día que utilizar el del día anterior.

He visto en medios tradicionales a supuestos “expertos” decir que por esta razón el kirchnerismo había “ganado” la batalla en redes, algo que no tiene ningún sentido porque los hashtags no miden, para nada, lo que la gente lee o dice, simplemente es lo que la militancia promueve y es tan sólo UNO de los métodos para hacerlo. Se puede lograr el mismo efecto o mayor sin siquiera tocar un hashtag.

En mi base de datos tengo identificados unos 60.000 kirchneristas y 25.000 del Pro, suficiente masa crítica para verificar cada acción política en Twitter porque la realidaad es que no participa mucha más gente yestimo que la mitad, al menos, podría ser una cuenta apócrifa, así que los números reales deberían ser menores.

Una semana de muestra

Tomé tan sólo diez hashtags utilizados por el kirchnerismo durante una semana, del 9 al 13 de Julio, semana con feriado en el medio pero que no implicó cambios en la estrategia.

De estos diez hashtags podemos identificar tres positivos hacia los propios candidatos y siete en contra de los rivales. Es una estrategia muy común en esta fuerza política que prioriza el ataque y el tratar constantemente de instaurar ideas o temas que empañar a sus rivales, se nota fácilmente con los nombres de los mismos, hasta algunos (lo digo a título personal) son fantásticos por la creatividad.

Contabilicé 53582 publicaciones que incluyen twitts y retwitts, de los cuales apenas el 30% es contenido original, el resto es republicar lo que ya existe.

Esto es interesante porque no es tanta la gente participando, son apenas 17.000 usuarios entre los cuales hay varios con cientos de publicaciones y retuits, una supera los 800, UNA SOLA CUENTA, una decena está por arriba de 300 publicaciones, como se imaginarán no es una participación muy comunitaria, es una clara acción coordinada.

De esos 17.000 usuarios apenas 4600 crearon contenido original para los hashtags. Pero hay más cosas interesantes.

Primero que nada la distribución diaria, el 8/7 era “LasMentirasDeVidal”, el 9 “MacriAngustiado”, el 10 dos de las que más me gustaron “DevastacionMacrista” y “NegacionismoM”, el 11 “SinOdioNoHayMacrismo” y la primera positiva con “KicillofConTodos” promoviendo al candidato a gobernador Kicillof, el 12 “AltaSuciedadPro” y “AlbertoPresidente” y el 13 “AxelGobernador” y un clásico de Twitter: “MacriEsPobreza”.

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 1

Como notarán hay un claro intento de sembrar una idea alrededor de los rivales pero en el caso de los propios es una campaña más “clásica”.

De todas estas la que más participación tuvo fue “LasMentirasDeVidal” y Kicillof tuvo dos hashtags contra uno de Alberto Fernández, lo que deja en claro dónde está puesto el foco de la campaña, la Provincia de Buenos Aires.

Vamos con los hashtags uno por uno, puede resultar aburrido pero son los datos crudos así no se quejan de que falta información, todo esto está en mi base de datos que ya comprende unos 25GB de tuits desde 2017.

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 2

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 3

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 4

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 5

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 6

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 7

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 8

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 9

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 10

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 11

De Trolls y Fakes

Como habrán notado en la parte inferior de cada gráfico hay una tablita con los “top” de cada hashtag, las cifras son totalmente antinaturales, 200, 300 tuits sobre un mismo tema, algunos de estos usuarios casi no tienen tuits propios, es todo RT, ametralladoras de compartir mensajes.

Hay miles de usuarios que ni seguidores tienen, son fáciles de filtrar, pero otros han construido perfiles falsos muy buenos con muchos seguidores y bastante actividad. Ser Fake o Troll no implica dejar de aprovechar la oportunidad de que tontos y crédulos supongan que es una cuenta real, así muchas cuentas falsas se transforman en operadores con nombre y apellido.

Ahora bien, aquí intenté marcar con colores la repetición de usuarios entre temas, es genial:

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 12

Como notarán hay repeticiones entre todas las acciones, como les dije, son apenas 17k usuarios participando de las diez acciones, hubo más acciones, desde ya, estas son las que más envíos tuvieron.

La estrategia es simple, atacar con lo que se pueda al rival, muchas veces tan sólo son tuits con el hashtag sin contenido alguno, forzar temáticas en la lista de hashtags del día y con eso dar por cumplida la jornada. Estimo que se paga por haber alcanzado dicho objetivo.

El objetivo secundario es que algún periodista sin ideas tome alguna de esas keywords y las utilice para escribir algo o, como mencioné antes, creer que uno u otro “ganó” una batalla ficticia en la que no hubo combate alguno, sólo un ejército en un campo vacío tirando al aire. Porque de eso se trata esta contienda digital.

Con menos de 5000 usuarios se puede sostener una acción semanal que se basa en el ruido y no en el contenido, el engaño por saturación, el “copar” un espacio a los gritos porque el contenido de la acción es irrelevante, lo que importa es que nadie más sea escuchado.

Esta estrategia le ha funcionado a muchos políticos a nivel global, no se si tiene resultado más allá de saturar el canal, pero se usa y a los que más les rinde es a quienes cobran por hacerlas.

El Kirchnerismo en particular adoptó esta metodología hace unos años, primero fraguando participación en blogs como éste mismo (se acuerdan de los blogueros K? esos que me querían forzar a hablar de tal o cual tema y no lo lograban? me amenazaron mucho :D) y luego a Facebook y Twitter donde siguen muy activos.

Por todo esto se paga, no es gratis, tampoco demasiado caro, pero se paga porque hay que estar todo el día publicando, hay cuentas que hacen su trabajo en marcado horario de oficina así que podemos hablar de un trabajo de tiempo completo.

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 13

Hay cuentas que, en cambio, postean TODO el día sin interrupción, con una desproporción increíble entre contenido generado y republicado de terceros, pero lo interesante de estas cuentas es que no son 100% automatizadas y varias estan, en cambio, utilizadas por varios operadores a la vez.

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 14

Resulta que hace un buen tiempo confirmaron que era mucho más exitosa una cuenta que ocasionalmente tuiteaba cosas reales que una 100% falsa. Es más, el truco ideal es que respondan preguntas de vez en cuando. Crear un perfil que se pueda atender dos o tres veces al día mientras el resto se automatiza.

Esta estrategia de semi-bot evita también que los sistemas automáticos bloqueen o den de baja la cuenta, como no se puede decir que no estan activas y sólo dan RT tienen algo de “vida” aunque sea tan sólo de forma aparente.

Trolls Electorales K: Un pequeño estudio sobre militancia digital 15

El kirchnerismo tiene 3 veces las cuentas que Cambiemos pero además de esto hay una especie de orgullo y pertenencia, no es raro encontrar miles de cuentas que se hagan llamar a sí mismas parte de la “Tropa K”, literal. No tienen problema en asumirse como parte de un ejército cuyo único fin es “ganar” en este escenario como si fuese un campo de batalla.

Para que los K no se ofendan, tranquilos, justamente es Cambiemos/Pro quien más utiliza las cuentas sin una sola publicación real, 100% bot falsos, de poquísima calidad y prácticamente nula relevancia más allá del numerito final.

La militancia digital requiere de un poco de trabajo artesanal, el campo de batalla está seco, vacío, pero aun así lo que vale son las apariencias, no el resultado real. Nadie será votado por lo que se diga en Twitter pero sirve, y muy bien, para sembrar mentiras sobre tu oponente. Ahí está la clave, ah, eso y ganar dinero publicando cosas masivamente para candidatos que no entienden las redes sociales, ahí es un negocio seguro.

Queda mucho margen para seguir analizando, estrategias, estilos, otros partidos políticos, esto es tan sólo la punta del iceberg y, para colmo, sólo es una muestra de un lapso corto de tiempo, con más captura de datos los números crecen.

 

Fuente https://www.fabio.com.ar/7813