Podría tratarse de un nuevo capítulo de Relatos Salvajes, pero esta vez no fue ficción. Un vecino se encontró con un auto estacionado en la entrada de su garaje y lo destrozó. Lo pateó, lo rayó y lo pintó antes de irse en su vehículo.

La escena, que fue filmada por otro vecino desde un edificio, ocurrió en la noche del viernes sobre la avenida Congreso, en Villa Urquiza.

En las imágenes que difundió Todo Noticias se ve cómo el agresor sale de su garaje y arremete contra el Volkswagen Beetle color azul oscuro. Lo patea primero hasta abollarlo, le rompe los espejos retrovisores y le raya las puertas y el capot, donde le dejó marcado el símbolo de “prohibido estacionar”.

Luego el hombre se sube a su auto, estacionado en la misma cuadra, y se va.

Un antecedente conocido ocurrió en 2014, cuando un vecino de Palermo arremetió con un hacha contra el auto que estaba estacionado en su garaje, en Güemes y Agüero. Por este episodio, el hombre debió pagar los arreglos valuados en 50 mil pesos, pero además cumplió dos probations por otras causas: una por haberle disparado en una rodilla a otra persona y otra por tenencia de cocaína.