Según dijo la víctima, José Damico, de 76 años, él se encontraba dentro de su automóvil Citröen Picasso color blanco, esperando por su hija, que estaba realizando una compra en una casa de ortopedia ubicada en la esquina de Sánchez de Bustamante y Mansilla, cuando fue abordado por dos asaltantes que dijeron estar armados.

Los delincuentes obligaron a bajar a Damico del Citröen, para luego darse a la fuga a toda velocidad en él , sin notar que en el asiento trasero, con el cinturón de seguridad todavía puesto, se encontraba su nieta Catalina de sólo cinco años de edad.

“Escuché gritos y bocinazos y cuando miro veo a la nena colgando”, relató Thomas, un testigo

“Escuché gritos y bocinazos y cuando miro veo a la nena colgando”, relató Thomas, un testigo

El recorrido de los asaltantes fue breve. Abandonaron el Citröen a sólo siete cuadras del lugar en el que lo habían robado, en Gorriti y Bulnes, para seguir su fuga a pie.

“Yo estaba esperando a mi hija que había ido a comprar algo. Me abrieron la puerta, me atacaron, se me metieron en el volante y salieron a toda velocidad”, relató Damico, abuelo de Catalina, en diálogo con Infobae.

Tras el hecho la menor fue traslada al Hospital Fernández

Tras el hecho la menor fue traslada al Hospital Fernández

“No me dieron tiempo a sacar a la nena, la tenía atrás con el cinturón de seguridad puesto. Se la llevaron colgando”, narró todavía nervioso por lo que había vivido apenas minutos atrás el propietario del auto, mientras en el lugar en que habían abandonado el vehículo los delincuentes la policía le tomaba declaración a los protagonistas.

“Yo salí de la facultad y empiezo a escuchar gritos y bocinazos, cuando miro a menos de un metro me pasa un auto con una nena colgando del lado de afuera a la altura de la rueda, no lloraba, no se movía, yo pensé que estaba muerta”, relató el periodista Thomas Khazki, quien circunstancialmente fue testigo de la escena. “Quedé traumado”, agregó.

La nena quedó atrapada del lado exterior y a la altura de la rueda trasera

La nena quedó atrapada del lado exterior y a la altura de la rueda trasera

Según su descripción la puerta del auto estaba cerrada, pero la nena había quedado enganchada en el exterior del vehículo, sostenida por el cinturón de seguridad a la altura de la rueda trasera. “Se ve que quiso bajarse, pero no llegó a desprenderse el cinturón cuando salió el auto”, explicó Thomas.

El robo se produjo en jurisdicción de la Comisaría Vecinal 2B de la Policía de la Ciudad y terminó en la de la 14A. Fuentes policiales manifestaron que a pesar de lo impactante de la secuencia, la nena  fue asistida por el SAME, que trasladó a la menor al Hospital Fernández con una lesión leve en la muñeca y en buen estado general de salud.