Santiago del Estero

Mientras higienizaba a su hija de 5 años, una mujer descubrió que la menor había sido ultrajada sexualmente. Además, su hija mayor —una nena de 7 años— le contó que también había sido violada por el mismo agresor, un sujeto de 25 años.
Según se desprende de la investigación penal que lleva a cabo el personal de la Comisaría Primera del Menor y la Mujer, todo se inició a partir de la denuncia realizada por una joven de 25 años, residente en el barrio Belén.
De acuerdo con lo manifestado por la denunciante, minutos antes estaba en su casa, cuando comenzó a higienizar a su hija de 5 años. La menor le reveló que un vecino “le había hecho cosas malas en la cola”, por lo que la mujer comenzó a ahondar en preguntas. Descubrió que la menor había sido abusada sexualmente.
Mientras vestía a la nena, su hija mayor entró a la habitación y le contó que su “vecino la había besado en la boca y le había hecho cosas malas”.
De inmediato, la mujer se dirigió a sede de la Dirección de Seguridad Vial, donde le confesó a los uniformados el terrible abuso de sus hijas. Se dio intervención al personal de la Comisaría Primera del Menor y la Mujer y Comisaría Comunitaria 5, quienes iniciaron la instrucción del caso.
Por disposición judicial del fiscal de turno de Capital, las menores serán sometidas a diversos exámenes médicos forenses y, posteriormente, serán sometidas a una Cámara Gesell, para conocer fehacientemente los pormenores del aberrante caso.
Se ordenó la inmediata detención del agresor.