LAS TERMAS, Río Hondo (C). La Justicia de esta ciudad dictó la prisión preventiva para un joven sospechado de haber abusado sexualmente de su vecina, una niña de apenas 7 años. El relato de la menor en Cámara Gesell habría sido contundente.

De acuerdo con lo manifestado por las fuentes, ayer se desarrolló una audiencia en el Centro Judicial Las Termas de Río Hondo, en la que se debía definir el futuro del joven de 26 años, conocido como “Tata”.

Según precisaron, la fiscal que lleva adelante la investigación, Dra. Melissa Deroy, solicitó al juez de Control y Garantías, Dr. Silvio Sálice, que dicte la prisión preventiva en contra del supuesto depravado, argumentando que había evidencia importante en su contra y dada la proximidad de los domicilios de víctima y victimario, existían riesgos procesales si el imputado recuperaba su libertad, principalmente el de posible entorpecimiento de la investigación.

Pese a la oposición de la defensa del presunto abusador, el Dr. Sálice hizo lugar al pedido de la Fiscalía y resolvió dictar la prisión preventiva, por lo que “Tata” continuará tras las rejas mientras se desarrolla la investigación.

El caso

La investigación penal preparatoria se originó a partir de la denuncia de la madre de la menor, el pasado 6 de diciembre.

La mujer manifestó que entre llantos, su hija le había confesado que su vecino la había abusado sexualmente. El supuesto depravado la habría manoseado y obligado a que le practicara sexo oral.

Tras la denuncia, la Dra. Deroy ordenó una serie de medidas para tratar de establecer cómo sucedieron los hechos y uno de los elementos de prueba más firme, sería el contundente relato de la niña en Cámara Gesell, así como también el de un primo de 10 años de la pequeña, al cual fue al primero al que le confesó lo sucedido.