Sobre el cierre del operativo de búsqueda del ARA San Juan por parte de Ocean Infinity, la empresa informó que detecto un nuevo punto de interés a 800 metros de profundidad en el área denominada 15A. Es el primer contacto hallado en dos semanas: tiene 60 metros de diámetro, una dimensión similar a la de la nave que desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo.

La embarcación se encontraba trabajando en el área donde se escucharon supuestos ruidos de golpes en el casco, una antigua maniobra de auxilio de la tripulación para ser detectados. Se dirigió hacia allí por orden de la jueza Marta Yáñez, quien instruye la causa.

Una vez que la firma recupere todos los vehículos submarinos autónomos que tiene desplegados en el mar se dirigirá hacia las coordenadas donde se encuentra el nuevo objeto, que fue catalogado con la categoría “C”, es decir, de probabilidad fuerte.

Ahora, los expertos están analizando una serie de imágenes creadas a través del sonido por los AUV, que son calificadas en una escala de cinco niveles. El C es un punto intermedio pero que puede llegar a tratarse de la nave intensamente buscada desde hace un año.

Una vez que se conozca el resultado de la verificación del contacto recientemente registrado, se espera que Ocean Infinity brinde precisiones sobre cuando le pondrá fin a la búsqueda, al haber completado, para entonces, los 60 días operativos mínimos que le exige el contrato firmado con el ministerio de Defensa.

El convenio tiene vigencia hasta el 23 de diciembre, pero prevé una extensión por 6 meses más hasta el 23 de abril, si las partes así lo acuerdan. Ayer en Mar del Plata, el vocero de la Armada capitán Rodolfo Ramallo admitió que las negociaciones siguen, porque todavía no hay acuerdo.

En ese sentido, la empresa mostró predisposición para reanudar el operativo en febrero, una vez culminada la revisión obligatoria que debe atravesar el Seabed Constructor en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, donde tiene previsto amarrar el jueves 29 de noviembre.