Un hombre asesinó esta mañana a balazos en una casa de la ciudad bonaerense de Colón a su esposa, dos hijos de 2 y 12 años y a un vecino, tras lo cual alertó a la policía sobre lo que había hecho y se suicidó antes de que lleguen los efectivos, informaron fuentes de la investigación.

El homicida tenía una restricción para acercarse a su familia ya que había sido denunciado por violencia de género.

El trágico episodio se produjo en una vivienda situada en 54, entre 25 y 26, según confirmó el secretario de Seguridad de ese partido situado en el norte bonaerense, Marcelo Battaglia.

Battaglia explicó que existía una medida de restricción para el asesino y que una fiscal había pedido su detención, citó el diario LaNueva.com. Según contaron fuentes policiales, el hombre entró a la casa cuando estaban durmiendo.