Durante la jornada legislativa de hoy, la Cámara de Diputados de la Nación sancionó la ley de creación del Parque Nacional Aconquija, en Tucumán, y dio media sanción a la que creará el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, en Buenos Aires, que incorporará en su jurisdicción a la actual Reserva Natural Otamendi.

 

Con esta novedad para el Parque Nacional tucumano, se cierra un proceso legal iniciado con la sanción por unanimidad de la ley provincial de cesión de jurisdicción al Estado Nacional en diciembre de 2016. Luego de ello, diputados nacionales por la Provincia de Tucumán presentaron en junio de 2017 el proyecto de ley de aceptación de cesión de jurisdicción y creación del Parque Nacional Aconquija.

 

Una vez aprobado en la Cámara baja fue girado al Senado de la Nación, desde donde regresó a Diputados tras realizarse algunas modificaciones al proyecto original. Allí fue tratado hoy, obteniendo finalmente por unanimidad la sanción que crea una nueva área protegida nacional.

 

Por su parte, el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, que abarcará a la actual Reserva Natural Otamendi, está cerca de integrar el sistema nacional de áreas protegidas. El próximo paso para que el proyecto obtenga sanción definitiva será su tratamiento en el Senado y, en última instancia, la promulgación de la Ley por el Presidente de la Nación.

 

La senadora radical por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, explicó cuáles fueron las dos modificaciones introducidas al texto aprobado en primera instancia por Diputados. “La Legislatura de Tucumán sanciona dos leyes. En la primera ley cede la jurisdicción de las hectáreas necesarias para la creación del Parque Nacional, y en la segunda ley que se sanciona al poco tiempo, se la modifica porque había algunos errores en la nomenclatura catastral, y también la Provincia se reserva la jurisdicción ambiental en todo lo que se refiere a las obras hídricas de los ríos Las Cañas, Gastona, Medinas, para poder realizar un proyecto que viene de hace mucho tiempo, como es el dique Potrero del Clavillo, y por el que tanto Tucumán como Catamarca han trabajando arduamente”, describió la parlamentaria tucumana en la reunión de comisiones.

 

La Cámara de Diputados, al darle media sanción, no tuvo en cuenta la segunda ley provincial, pese a que ya estaba sancionada. Tras la modificación en el Senado, Diputados aprobó la norma con los cambios.

 

A partir de la sanción de la Ley Nacional, se establecerán tres nuevas áreas núcleo nacionales en el faldeo del Aconquija: dos ampliando significativamente hacia el sur el actual Parque Nacional Campo de los Alisos -que pasará a ser portal-, asegurando así la conservación de importantes cuencas hídricas de la provincia, y un área núcleo en el norte del gran Parque Nacional proyectado, representada por la Quebrada del Pueblo Diaguita.

 

La serranía del Aconquija es un área importante para la conservación de la ecorregión de las Yungas. Sus recursos naturales y biodiversidad son parte complementaria del desarrollo de las comunidades locales para asegurar su calidad de vida y la sostenibilidad de las históricas actividades productivas del pedemonte tucumano.

 

Este sistema constituye, además, la principal fuente de recursos hídricos para más de dos millones de habitantes de la cuenca del Río Dulce en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, como así también para numerosas poblaciones menores en el valle del Río Santa María hacia el oeste.