María Cristina Portillo Martínez, de 27 años, fue a hacerse un estudio de rutina en el Diagnóstico Médico -Junín 1023, Recoleta- donde la trataban por una lumbalgia aguda. Durante la intervención médica, la joven murió y las causas aún no fueron clarificadas. “Otro caso Pérez Volpin”, denunció Alejandro Sánchez Kalbermatten, uno de los abogados del estudio que representa a la familia de la paciente.

“Hizo una reacción alérgica que la descompensó, la tuvimos que entubar, vino la emergencia, la reanimamos y no pudimos sacarla”, explicó hoy el cuñado de María Cristina en declaraciones televisivas haciendo referencia a lo que le informó ayer una doctora mientras él aguardaba que la joven saliera sin problemas del centro médico.

Patricia Apesteguy- del estudio ASK Abogados- es la representante legal de la familia de Portillo Martínez y este viernes precisó: “Mientras le realizaban un bloqueo radicular -aplicación de un anestésico local- la paciente sufrió un shock anafiláctico que la condujo a la muerte”. Acto seguido, detalló que hay que aguardar los resultados de la autopsia para definir las causas de la muerte.

En cambio, para el letrado Kalbermatten se trata de una “negligencia médica”, señaló que en el caso interviene el Juzgado 40 y no dudó al compararlo con el de la periodista Débora Pérez Volpin quien en febrero último perdió la vida tras sufrir un paro cardio respiratorio mientras se le practicaba una endoscopía en la porteña Clínica La Trinidad.

Desde el Diagnóstico Médico publicaron un comunicado, rubricado por su director, que dice: “La Dirección Médica del establecimiento desea poner de manifiesto su profundo pesar por el fallecimiento de la paciente María Cristina Portillo Martínez”. El titular, el doctor Alfredo Buzzi, sumó: “La institución se puso a disposición de los familiares, amigos, abogados de aquella”. A modo de cierre, especificó que se realizó la denuncia “con el fin de que la Justicia desarrolle la labor de su competencia”.