El próximo martes se va a conocer el futuro de Nahir Galarza (19), la chica de Gualeguaychú que mató de dos disparos a su novio, Fernando Pastorizzo (20). A las 11 horas, el Tribunal de Gualeguaychú va a sesionar y dar el veredicto.

Amenazaron al fiscal del caso Nahir Galarza: "Tené cuidado de no aparecer con un tiro en la cabeza"

El fiscal a cargo de la causa, Sergio Rondoni Caffa, explicó con detalle qué pena podría recaer sobre la joven que está siendo juzgada. Existen tres alternativas, que van desde pasar como mínimo 3 años en la cárcel hasta ser condenada a prisión perpetua, lo que implica estar 35 años tras las rejas.

Opción 1: hasta 5 años de cárcel

“La defensa va por un homicidio culposo, por ende está hablando de una pena máxima de 5 años”, explica Rondoni Caffa. Este delito tiene una pena mínima de tres años. Para que Nahir sea condenada por homicidio culposo, tendría que confirmarse que el asesinato fue en realidad un accidente, es decir, que los dos tiros se escaparon. Además, los abogados defensores tendrían que demostrar que entre Nahir y Fernando no había un vínculo.

Nahir Galarza durante el juicio (José Almeida).

Nahir Galarza durante el juicio (José Almeida).

Opción 2: perpetua

“La fiscalía va por dos agravantes, que es el empleo del arma de fuego y la relación de pareja. En el caso de que se acredite la relación de pareja, estamos hablando de prisión perpetua”, señala Rondoni Caffa.

La defensa de Nahir dijo que ella era la víctima y que no planeó el asesinato

Por la nueva ley de ejecución penal –que tiene un año de vigencia porque se modificó después del caso de Micaela García– aquellas personas que son condenadas a prisión perpetua por las circunstancias del artículo 80 –si se mata a un hijo, a un padre, por alevosía, por relación de pareja, entre otros agravantes– la libertad condicional será otorgada al cumplir los 35 años de prisión. En ese caso, Nahir estaría en la cárcel hasta los 54 años de edad.

El fiscal Sergio Rondoni Caffa durante el juicio (José Almeida).

El fiscal Sergio Rondoni Caffa durante el juicio (José Almeida).

Opción 3: el antecedente de Freydoz

“Con respecto a que la defensa vaya por el homicidio culposo pero subsidiariamente establezca la situación de violencia de género, lo que va a buscar es la circunstancia extraordinaria de atenuación”, explica Rondoni Caffa.

Es lo que pasó en 2013 con Susana Freydoz por el asesinato de su esposo, el ex gobernador de Río Negro, Carlos Soria. Era un homicidio agravado, porque eran cónyuges, pero al ser circunstancia extraordinaria de atenuación –por la violencia conyugal pre existente– quedó como un homicidio simple. Por eso, Freydoz fue condenada a 18 años de prisión.

Comisaría del menor y la mujer, lugar donde Nahir está detenida (José Almeida).

Comisaría del menor y la mujer, lugar donde Nahir está detenida (José Almeida).

En el caso de Nahir, si el tribunal entendiera que hay un homicidio agravado, por el arma o por la relación de pareja, pero asume que hay circunstancia extraordinaria de atenuación (esa relación de violencia o “tóxica” que dice su defensa), Nahir podría ser beneficiada con una calificación distinta a la de homicidio agravado, y por lo tanto a una pena en años concretos que le permitiera solicitar la libertad condicional a las dos terceras partes de la condena.

El debate por la alevosía

Este lunes, las querellas –tanto la que representa a la madre de Pastorizzo como la que representa al padre– solicitaron a los jueces la pena de prisión perpetua y sumaron el agravante de la alevosía, porque consideraron que Nahir planificó el crimen, engañó a la víctima, lo traicionó y le disparó por la espalda, a quemarropa.

Nahir Galarza declara en el juicio: "Sólo nos veíamos de madrugada para tener sexo"
Mirá también

Nahir Galarza declara en el juicio: “Sólo nos veíamos de madrugada para tener sexo”

Para Rondoni Caffa, esto no es viable. “Para que haya alevosía, en algún momento la víctima se tiene que dar cuenta de que se iba a producir el hecho, pero no pudo hacerlo. Se tiene que haber dado cuenta, pero por el plan que tenía el imputado, no lo pudo hacer en ese momento. Esta circunstancia no se da acá, por eso creemos que la fiscalía no la solicitó. Y el juez de garantías, Mario Figueroa, cuando eleva no acepta la alevosía“, concluyó el fiscal.