Todos en la provincia de Salta no logran salir del asombro, luego que la Policía confirmara la tragediaocurrida en la últimas horas.

Es que en La Ciénaga, una mamá mató a su hija y luego se suicidó. Sus nombres eran Silvia (37) y Julieta (4) Chiliguay. Con el correr de las horas se conocieron algunos escabrosos detalles del crimen.

La Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, a cargo de Rodrigo González Miralpeix, tomó intervención en el hecho, ocurrido en la madrugada del lunes en la zona oeste de la ciudad.

Para cumplir su cometido, la mujer envenenó a su pequeña y luego se ahorcó. Se supo que la mayor de las fallecidas habría tenido pensado el triste final desde hacía tiempo.

De hecho, dejó una carta de despedida para su familia. Los motivos del lamentable desenlace habían sido económicos.

El fiscal dispuso medidas investigativas y científicas, entre ellas, el traslado de ambos cuerpos al Servicio de Tanatología Forense del CIF para que se les practique la autopsia y así confirmar la data y causa de las muertes.

Los familiares están siendo asistidos por el Gabinete Interdisciplinario de la Unidad de Graves Atentados.