Dictaron la prisión preventiva al dueño de un taller mecánico, acusado de abusar a su hija durante dos años. Pasó en Santiago del Estero.

La menor reveló que fue sometida a mantener relaciones sexuales con su progenitor desde los 13 años.

Tras una denuncia que alertó a la policía, efectivos se instalaron el monte y encontraron cartones y frazadas. Este era el lugar elegido por el energúmeno para saciar sus bajos instintos.

Al ser detenido, el sujeto declaró y habló de relacione “consentidas”.

Para los investigadores, escapa al sentido común que una adolescente de 13 años acuerde sexo con su propio padre.

El caso se encuentra a cargo de la fiscal Silvina Paz y la jueza de Control y Garantías, María Pía Danielsen.