El dueño de casa, de 67 años, estaba durmiendo con su familia. De repente, se despertó sobresaltado por la alarma, que había empezado a sonar. Sospechó lo peor, tomó su pistola y se enfrentó con los tres ladrones: uno terminó muerto y otro quedó detenido más tarde cuando fue a un hospital a atenderse por un disparo en una pierna.

El hecho se produjo en las últimas horas en la calle Lacroze al 600. Según declaró el jubilado, los asaltantes violentaron la reja de una ventana para irrumpir.

Por ello, agarró una pistola marca CZ, calibre 9 milímetros, de la que es legítimo usuario, y se enfrentó a los tiros con los delincuentes. Uno de ellos terminó muerto en el pasillo que da al dormitorio del jubilado. Debajo del cuerpo tenía una arma. Sus cómplices escaparon corriendo.

El cuerpo del asaltante, en la casa de Villa Ballester, San Martín. Captura de imagen de C5.

El cuerpo del asaltante, en la casa de Villa Ballester, San Martín. Captura de imagen de C5.

El ladrón fallecido era del barrio porteño de Villa Ortúzar y era conocido con el apodo de “Oreja”.

Después del hecho, un joven de 28 años, uruguayo, ingresó con una herida de arma de fuego en el muslo izquierdo al Hospital Pirovano. Enseguida se estableció que era uno de los cómplices de “Oreja” y lo detuvieron.

Intervienen en el caso la comisaría 2° de San Martín y la UFI N° 1 del Departamento Judicial de ese distrito del norte del Conurbano, a cargo de Alejandra Alliaud.