Luis D’Elía volvió a referirse a la indagatoria por “encubrimiento agravado” del atentado a la AMIA y explicó cuál fue su interés por Irán durante el gobierno de Cristina Kirchner.

“Yo no estuve en la cocina del memorándum (con Irán) ni mucho menos, soy un buscador de la verdad y la justicia en esto”, afirmó en radio Belgrano. Y agregó que los que hicieron el “memo” tuvo por objetivo que un juez y un fiscal viajen a tomar indagatoria a Teherán.

Al ser consultado por uno de sus a Irán cuando se reunió con Moshen Rabbani, uno de los acusados por la Justicia de la Argentina de ser el organizador del ataque terrorista, volvió a insistir en que su interés era “buscar la verdad y la justicia”.

“Hice lo que tenía que haber hecho un juez, preguntarle ‘¿fue usted el que hizo esto?'”, expresó sobre su encuentro con Rabbani.

A lo que el periodista Pablo Duggan, repreguntó por qué se ponía él en ese papel de juez. “Como cualquier investigador periodístico”, expresó. Y recordó un reportaje a Rabbani en su radio.

D’Elía contó que viajó cuatro veces al país persa en carácter de “militante”. Y remarcó que el expediente de la investigación del ataque de 1994 “está contaminado de política internacional” por parte de los servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel.

“¿Te convencieron de que no hicieron el atentado?”, insistió Duggan. “No, pero te dan razones fuertes”, respondió el dirigente kirchnerista, que ayer fue excluido del acto de Cristina Kirchner en Racing por “piantavotos”.

El ex piquetero insistió durante varios momentos del reportaje que su interés por el país persa era “buscar la verdad y la justicia”.

Al ser consultado por las escuchas telefónicas, incluidas en la investigación, donde dialoga con Fernando Esteche y uno de los referentes de la comunidad iraní en el país, Jorge “Yussuf” Khalil, quien también será indagado, respondió que “no hay una sola escucha que a mí me ponga en un lugar belicoso”.

El jueves, el líder de MILES deberá sentarse ante el juez Claudio Bonadio para explicar su implicancia en la negociación del memorándum de entendimiento con Irán, en lo que el fallecido fiscal Alberto Nisman describió como una “diplomacia paralela”.

Y que en el dictamen que el fiscal Gerardo Pollicita le entregó al magistrado describe: “Luis D’Elía se reunía con los ex funcionarios del gobierno nacional en la Casa Rosada y en el Ministerio de Planificación Federal, Obra Pública y Servicios, para transmitir los comunicados provenientes de las autoridades del país persa, como también para ultimar cuáles eran los pasos a seguir a fin de lograr un acercamiento comercial a nivel estatal entre la Argentina e Irán”.

Ayer​, en su programa de radio habló del temor a “quedar preso” tras la indagatoria. “No veo rigor, veo muy mezclada la política en esto, que hagan este show a tres días de las elecciones no le hace bien a la democracia de los argentinos”, concluyó esta mañana.