Se registró un hecho muy particular en Colonia Santa Rosa, Salta. En un comercio de esa localidad, una joven fue sorprendida por su marido mientras mantenía relaciones sexuales con otro muchacho. La muchacha dijo que se trataba de una violación, pero minutos después se cayó la versión.

Al ver que otro intimaba “por la fuerza” con su pareja, el esposo se enfrentó a los puños con el tercero que acabó huyendo.

Según publica Radio Güemes, la pareja fue hasta la comisaría a radicar la denuncia y cuando estaban a punto de hacerlo, la chica se quebró y confesó que todo era mentira. El supuesto violador era en realidad su amante.