Por adeudar anticipos de Ganancias y Bienes Personales, la AFIP realizó una boleta de deuda y ejecución fiscal a Florencia Kirchner.

La deuda con el ente recaudador asciende a $ 120.000. El argumento de la defensa de la hija de la ex Presidenta es reiterado: los ingresos y dinero se encuentran embargados.

Este no es el primer problema financiero de la hija de la ex Presidenta que incluso, estuvo a punto de ser desalojada por adeudar gastos y expensas del departamento en el que vive. Con un frente judicial complejo, la familia Kirchner suma problema económicos:Cristina, Máximo y Florencia Kirchner están procesados por asociación ilícita y lavado de activos por el juez Claudio Bonadio y el embargo supera los $ 360 millones en total para el grupo familiar.

Asimismo, sus empresas y hoteles están intervenidos por la Justicia y perdieron el poder de administración del condominio que explota el alquiler de inmuebles: todo el dinero que ingresa en concepto de alquileres va a una cuenta judicial de la intervención.

Hace veinte días, el juez Bonadio intimó a Florencia Kirchner a regularizar la deuda de 43.979 pesos -correspondiente a gastos y expensas de este año-, del departamento de la calle San José 1111, propiedad de Los Sauces SA (inmobiliaria de la ex Presidenta investigada por lavado de dinero). Por ahora, no será desalojada.

El dinero fue debitado de la cuenta que Cristina Kirchner tiene en el Banco Nación y donde percibe su pensión por viudez. La suma adeudada fue transferida a la cuenta de la intervención judicial sobre la empresa, a cargo de Francisco Branda.

Ahora, suma un nuevo problema: la AFIP realizó una boleta de deuda y una ejecución fiscal por $ 120.000. Florencia no pagó el anticipo de ganancias y lo correspondiente a los bienes personales. El ente recaudador buscará embargar dicha suma de los ingresos de la hija de la ex Presidenta, para saldar dicha deuda.

En este contexto, la defensa de Florencia Kirchner a cargo de Carlos Beraldi, señaló que los ingresos se encuentran embargados, refiriéndose a su salario como gerente de Los Sauces SA de $ 57.373. La ANSES informó al juez Bonadio desde cuándo percibe un salario la hija de la ex Presidenta. La primera liquidación se hizo en junio de 2015 por $ 51.595, al mes siguiente percibió $ 47.815, pero la cifra volvió a modificarse para agosto de ese año y Florencia cobró $ 54.295. Siempre fue irregular el dinero percibido por mes, incluso superando los $ 120.000.

Este dinero ya no es percibido por la hija de Cristina que está procesada por asociación ilícita y lavado de activos, lo que se suma al embargo por cinco millones de dólares que tenía en el Banco Galicia, cuyo origen la justicia busca determinar.

La AFIP ya ejecutó otra deuda de la familia Kirchner hace pocos meses: La Sucesión Néstor Kirchner generó con el organismo recaudador una deuda por $ 772.336 en concepto de IVA y $ 112.166 por el Impuesto Bruto.

Máximo Kirchner denunció a la interventora de la Sucesión, Raquel Moyano, señalando que al estar intervenida la cuenta, “ella era la responsable de pagar dichas deudas y no hizo nada”. La respuesta en la justicia fue más dura: “Con los fondos inmovilizados no tenía la posibilidad de pagar la deuda que la Sucesión mantenía con la AFIP”. Y aclaró que los herederos (Máximo y Florencia), que habían recibido la titularidad de los inmuebles “y percibían sus rentas, sí podían pagarla“.