la matanza

Tras mantener una discusión de tránsito, Lautaro Damián Villaverde fue salvajemente asesinado a adoquinazos y puñaladas. El hecho, que fue primicia de Crónica, ocurrió en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga, en La Matanza, y por el crimen uno de los agresores fue detenido, en tanto que el otro permanece prófugo.

En diálogo con CrónicaMauricio, el padre de la víctima de 19 años, dijo que “es inexplicable”, el dolor que siente por la perdida de su hijo. “Por esta escalada de violencia dejaron a dos nenas, una de dos años y otra de cinco meses sin su papá, y a mi sin mi hijo”, añadió. Sin embargo, remarcó: “Vamos a seguir fuertes y vamos a salir adelante”. 

Mauricio contó que su hijo trabajaba vendiendo sábanas en la calle y luego “salía a cobrarlas”. En esa línea explicó cómo fue la secuencia que desencadenó en el fatal hecho. Aparentemente, tras una discusión de tránsito por un semáforo en rojo, Lautaro se peleó con otros dos sujetos, “pero fueron solo golpes de puño”, destacó.

Según contó el hombre, los agresores se fueron y Lautaro se quedó en la zona para cobrarle las sábanas que había vendido a una vecina. Cuando parecía que el conflicto había quedado ahí, ambos sujetos volvieron con un arma blanca y le dieron tres puntazos, además de herirlo con adoquines. “Los tipos se fueron y volvieron, me lo abrieron al medio. En el piso muerto le seguían pegando”, añadió.

Los delincuentes serían vecinos de la zona. Uno de ellos, identificado como Nestor Alejandro Ledesma de 31 años, fue arrestado, en tanto el otro está prófugo. “Queremos que haya justicia, que los agresores estén presos, y paguen lo que tengan que pagar”, remarcó el papá de la víctima.