rosario

El Hospital Centenario, ubicado en Urquiza y Francia, de la ciudad de Rosario quedó envuelto en un escándalo luego de que un hombre de 64 años muriera de un paro cardiorrespiratorio el 23 de julio último después de haber esperado durante más de seis horas la atención médica en la guardia. El deceso es investigado por la unidad fiscal de Homicidios Culposos.

Tenía 64 años y esperó seis horas que lo atendieran en la guardia: murió de un paro cardíaco 1

A su vez, en paralelo, el Ministerio de Salud de Santa Fe inició un sumario interno para averiguar qué fue lo que pasó con el jubilado. En medio de las bajas temperaturas que se registraron el último martes, sumado a la constante lluvia que caía en Rosario, Juan Carlos Borini llegó a la guardia en la silla de ruedas que utilizaba para trasladarse.

El hombre de 64 años había sufrido tiempo atrás la amputación de su pierna izquierda por un cuadro de diabetes. Estaba abrigado, llevaba un gorro de lana negro, un sweater bordó y una campera azul. Y al llegar al hospital pidió ser atendido, ya que tenía dificultades para respirar.

Según los testigos, Borini se veía “muy agitado” y ante su reclamo los médicos de turno le respondían que estaban con urgencias inmediatas y que debía esperar. Así fue como el tiempo fue transcurriendo, primero fueron minutos, después se convirtieron en horas, y el jubilado seguía sentado en su silla de ruedas a la espera de que algún profesional lo atendiera.

Tenía 64 años y esperó seis horas que lo atendieran en la guardia: murió de un paro cardíaco 2

Borini había llegado al Hospital pasadas las 14, pero a las 17 horas se produjo un cambio de guardia y él seguía sin ser atendido. Fue entonces que, llegadas las 20 horas, ocurrió lo peor: una persona que aún aguardaba para ser atendida, notó que la postura del jubilado era extraña. Parecía estar dormido, pero al tocarlo notaron que su cuerpo estaba “helado”.

Fue en ese instante que todos los presentes comenzaron a gritar y pedir que el hombre sea atendido. Pero ya era tarde, no tenía pulso. El momento fue registrado por otro de los pacientes a través de su teléfono y a los minutos –luego de las tareas de reanimación-  los médicos de la guardia constataron que había fallecido que había sufrido un paro cardiorrespiratorio.

En diálogo con el programa A Diario (Radio 2), Adrián Rascón, subsecretario de hospitales del Ministerio de Salud, informó que se inició “una investigación sumarial” que abarca desde el horario de ingreso del hombre hasta el fallecimiento. ”

Es un paciente conocido en el hospital. Tuvo atenciones en guardia e internaciones. No se desliga ninguna responsabilidad, se están analizando muchas cuestiones y vamos a llegar hasta las últimas instancias. El paciente no fue atendido porque en un momento se retiró”, sostuvo.

El funcionario provincial dijo que el hecho ocurrió en un período de “alta demanda estacional”, por la que se reforzaron las guardias del Centenario, Eva Perón de Granadero Baigorria, el Provincial y el de Niños Zona Norte. En ese marco, solicitó evitar acudir a las guardias de los hospitales para consultas que puedan evacuarse en centros de salud.

El caso quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Walter Jurado. Según Rascón, Borini era un paciente cotidiano del hospital, el cual sufría diferentes patologías como la diabetes, hipertensión y adicción crónica al alcohol. El hombre estuvo más de seis horas esperando que lo atendieran, hasta que su cuerpo dijo basta.