motochorro

El año pasado Raúl Germán Rivero, de 33 años, más conocido en el partido de Necochea como “El Raulo”, atacó por la espalda y a bordo de su moto a una jubilada de 72 años para robarle la cartera. Un video registró la brutal secuencia en la que la mujer es arrastrada varios metros por una calle de Quequén, antes de que Rivero se diera a la fuga.

Ahora la Justicia condenó a Rivero a siete años de prisión en un juicio abreviado, una dura pena a pesar del monto pactado.  En la magnitud de la pena, explicaron fuentes cercanas a la investigación, se incluyen también los antecedentes de Rivero por robo agravado y otros delitos.

El hecho ocurrió hace casi un año, el 17 de agosto de 2018, sobre la calle 517 de Quequén.  Fue el último de los hechos que tuvo como protagonista a Rivero, según su información previsional, hasta el año pasado era empleado en una empresa del rubro de la construcción.

El diario necochense Cuatro Vientos fue el que logró acceder al video del asalto, que en aquel momento fue reproducido por medios de todo el país.

Tras la viralización de las imágenes, a partir de su circulación en redes sociales, otras víctimas reconocieron al ladrón y algunos de ellos señalaron que se movía con “impunidad” por la zona. Efectivos de la Comisaría 2° y la DDI de Necochea lo detuvieron poco después en la Avenida 75 y calle 34, por donde circulaba con una moto sin patente.

El diario necochense Cuatro Vientos difundió las imágenes del ataque

El diario necochense Cuatro Vientos difundió las imágenes del ataque

En un juicio abreviado, “El Raulo” recibió la sentencia de siete años de prisión y según pudo saber este medio continuará alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán, donde se encuentra alojado desde su captura.

En el Ministerio de Seguridad de la provincia, la planilla de antecedentes de Rivero incluye once años de delitos en el departamento judicial de Necochea, 16 expedientes distintos por robo a mano armada y resistencia a la autoridad, cuatro casos en 2007, su año más caliente. Su violencia no estaba dirigido solo a las víctimas de sus robos: su familia lo denunció el 7 de octubre de 2016 en el Juzgado de Familia Nº1 de Necochea y logró una perimetral que sigue vigente hasta hoy.