Violencia familiar en Tucumán

El violento hecho ocurrió durante la madrugada del 1 de enero. Cerca de las 3.00 de la mañana, efectivos de la Guardia Urbana fueron alertados por la operadora del 911 sobre un caso de violencia familiar en Tucumán ocurrido en la calle Larrea al 100.

Según el informe policial, un agente que se identificó como Héctor Jaime (44 años) y que presta servicios en la Comisaría 9º, agredió a su mujer, a su hijo de apenas 10 meses y a los mismos efectivos que lo detuvieron.

El sujeto estaba en el interior del domicilio encerrado con el menor. La mujer quedó afuera y llamó a la policía. Cuando el personal de fuerza arribó al lugar, el agresor salió de la casa, entregó su arma reglamentaria, se identificó pero se negó a ser detenido. Tomó al bebé como escudo e intentó ahorcarlo.

Según el parte médico emitido por el Hospital de Niños, el bebé presenta un traumatismo de cuello y quedó en observación.

El agente quedó detenido y a las órdenes de la Fiscalía de Turno en Feria.