Como todos los años la quema de caña suele causar malestar en los vecinos de capital y alrededores. En esta ocasión,  la ciudad se cubrió de humo espeso proveniente de la quema de rastrojo de caña, lo cual genera mucho mas humo.

El fenómeno provocó problemas para la visión y la respiración de los vecinos.

La quema de caña es ‘limpia’, mientras que la quema de los residuos que queda en el suelo produce mucho humo, sobre todo en este tiempo, debido a que tuvimos un otoño muy húmedo.

La humedad en el rastrojo que queda en los campos provoca más humo”, remarcó.

La opinión del secretario de Medio Ambiente

En referencia al humo, Alfredo Montalván conjeturó que puede tratarse de quema en campos cercanos a la capital.