Luis Armando Espeche
Luis Armando Espeche, ex intendente de Bella Vista

El fiscal federal N° 2 de Tucumán, Pablo Camuña, pidió la indagatoria del ex intendente de Bella Vista y actual legislador oficialista, Luis Armando Espeche (PJ-FpV), debido a las sospechas de presunta malversación de fondos federales. Según la investigación, abierta tras la denuncia del actual jefe municipal, Sebastián Salazar (UCR), se trata de casi $400.000 de aportes nacionales recibidos entre 2008 y 2010, que estaban destinados a obras supuestamente no realizadas.

 

El juez federal N° 2, Fernando Luis Poviña, declaró la incompetencia del fuero nacional para entender en este caso, dado que los fondos en cuestión ya formaban parte de las arcas municipales cuando se produjo el supuesto delito denunciado. Por ello, Poviña dispuso el envió del expediente a la Justicia provincial, para que sean los investigadores locales quienes asuman la causa.

 

No está sin embargo todo dicho, puesto que el fiscal federal apeló la sentencia del juez federal, y será la Cámara Federal de Apelaciones en lo Penal quien resuelva el futuro de este proceso.

 

Se ha rendido cuentas”

 

El diario La Gaceta dialogó con Espeche para conocer su postura. El legislador aseguró que no estaba al tanto ni siquiera de la denuncia. “Primera vez que me entero de esto. Pero puedo asegurar que (de) todos los fondos nacionales recibidos se ha rendido cuentas, y puedo dar fe que se ha hecho (lo que estaba previsto)”, dijo Espeche. Y apuntó contra su sucesor. “Puedo asegurar que Salazar sí ha robado plata del club Sportivo Bella Vista, que era para las tribunas. Pero parece que tiene una especie de obsesión conmigo; hace unos días echó a cuatro personas sólo porque eran de mi gestión”, añadió el legislador.

 

Hasta ahora, lo concreto es lo que consta en el expediente 18.715/2016 de la Justicia Federal de Tucumán. A través de un dictamen, Camuña requirió a Poviña que recibiera la declaración como imputado del ex intendente de Bella Vista (2003-2015).

 

La lupa está puesta sobre los fondos ingresados a las arcas municipales entre 2008 y 2010, enviados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, en el marco del “Programa de Obra Pública Local con Aportes de Materiales: trabajadores-constructores”.

 

Según la pesquisa, Camuña advirtió que esos recursos tenían carácter de “reintegrables” al Estado nacional, en caso de que se incumpliera con los proyectos acordados. El planteo consigna que, a pesar de las gestiones efectuadas por la Dirección de Gestión y Asistencia Técnica para el Empleo y Capacitación Laboral de la Nación, el ex intendente bellavistense no devolvió el dinero.

 

Proyectos dados de baja

 

A raíz de esta situación, indica la causa, se les dio de baja en 2011 a una serie de obras públicas de este programa: a) construcción de sanitarios y aula en Escuela 224; b) construcción de patio cubierto en Escuela 333; c) construcción de cocina-comedor en Escuela 333; d) construcción de Jardín de Infantes en Escuela Sáenz Peña; e) construcción cocina-comedor y patio A. Heredia-Leales; f) construcción cocina-comedor y fogón en Escuela 11; g) construcción de salón de usos múltiples (SUM) en Escuela Heredia; y h) construcción de sanitario, de patio cubierto y de cerca en Escuela Fernández (Leales).

 

La Fiscalía Federal N° 2 remarcó que la gestión de Espeche había sido intimada al reintegro “de $387.000 más la actualización en concepto de desembolsos recibidos por obras públicas comprometidas y no realizadas”. Ese reintegro, añade el texto, “fue incumplido injustificadamente” por el ex intendente. “Como consecuencia ello, la Municipalidad de Bella Vista está sancionada e impedida de ingresar a programas de empleo”, señala el dictamen del fiscal federal.

 

Pruebas y calificación

 

A modo de pruebas, Camuña ofreció, además de la denuncia original, diversos informes de organismos nacionales, provinciales y municipales. Consideró la conducta de Espeche como una presunta malversación de caudales públicos. Por ello, solicitó la indagatoria del actual legislador, que llegó a la banca el año pasado por un corrimiento en la lista del PJ-FPV. Si bien el peronista tiene fueros parlamentarios, Camuña había requerido la citación sólo para que brinde testimonio como imputado, y no mencionó medidas privativas de la libertad.

 

El 8 de junio, el juez federal desestimó esta posibilidad. Tras considerar las imputaciones, Poviña se abocó al análisis de la competencia del fuero nacional para entender en la causa “Espeche”. Citó partes del Código Procesal Penal, de doctrina sobre la cuestión y de fallos de la Corte de la Nación como jurisprudencia. “Entiendo que, en el caso aquí analizado, no se dan los presupuestos necesarios para la competencia federal, toda vez que se trata de la intervención de un funcionario público local en ejercicio de su función como tal. Si bien los hechos se refieren a dinero entregado por la Nación con finalidades específicas y de carácter reintegrable, son fondos que han ingresado en las arcas públicas municipales para su administración”, detalló Poviña.

 

El fallo ordena el envío del expediente al Juez de Instrucción en lo Penal de turno. Pero debido a la apelación del fiscal federal, eso dependerá de una sentencia posterior.