Días atrás se dio a conocer el caso de una nena de 10 años que llegó al Hospital Materno Infantil de Salta con dolores estomacales, y luego de ser examinada se descubrió que cursaba un embarazo de 19 semanas. Un decreto provincial le impedía concretar el aborto, pero, tras las críticas que recibió, Juan Manuel Urtubey revirtió la definición.

El decreto 1170/2012 es el que establece un periodo límite para acceder al aborto no punible de 12 semanas. Por este motivo, la menor que fue abusada por su padrastro no podía acceder al programa médico asistencial.

Sin embargo, este mediodía y tras una gran polémica, Urtubey adhirió al Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo que fue elaborado conforme a un fallo de la Corte Suprema de la Nación.

Así, el gobernador de Salta anunció la eliminación de obstáculos que hasta ahora limitaban la aplicación plena del protocolo de asistencia. Lo hizo mediante otro decreto.