La modelo dice que sólo persiguió a los dos motochorros que le habían robado el celular. Su acompañante, que sólo querían filmarlos. Sin embargo, para la Policía todo indica que el Peugeot 207 impactó a la moto: uno de los asaltantes, de 43 años, murió. Su cómplice, Julián Cardozo (21), está internado en el Hospital Ramos Mejía y detenido. Ahora resta que las pericias confirmen qué pasó.

 

“No entiendo por qué esta mujer lo mató así, como un perro. Para mí ni siquiera le robó”, se quejó Gabriel Orona, hermano de Oscar, quien perdió la vida en el acto al caer contra un Renault Megane rural que estaba estacionado en las esquinas de San Luis y Agüero, en el barrio porteño de Balvanera.

En declaraciones al canal Telefé, el hombre aseguró: “El auto de la mujer le pegó un bombazo a la moto. Quedó totalmente destruido. Es mentira que no lo tocó. Yo manejo un colectivo y cuando me robaron no los pasé por arriba a los delincuentes”.

Asimismo, sembró dudas sobre si la modelo que manejaba, Cecilia Rivas (32), fue sometida o no a un análisis de sangre tras el hecho. “El juez la soltó como si nada. Ella tenía tiempo para arrepentirse, frenar, siguió y cuando lo alcanzó le dio con todo. Para mí esta mujer salió borracha de la noche y le pegó un bombazo a mi hermano”, agregó.

“Si mi hermano te robó, te pido disculpas, porque yo soy un laburante. Pero si lo mataste a mi hermano, la tenés que pagar”, advirtió Gabriel, quien dijo que Oscar “no tenía un peso” y les había prometido que no iba a robar más. “Siempre nos estaba pidiendo plata para la nafta de su moto. Trabajaba con mi hermano como albañil, hacían fletes”.

El motochorro había estado preso ocho años y salió de prisión en enero pasado, tras cumplir una condena por robo. “Él pagó toda la condena y le dieron libertad por buena conducta”, sostuvo el hermano de Oscar.

 

Al momento del hecho, Rivas (32) iba con su amiga Roxana Susterman (39) en su Peugeot 207. “Cecilita”, el nombre que usa en sus redes, es de Villa Ballester, trabaja como modelo, actriz, bailarina y profesora de pole dance. Al menos así se define en su perfil de Facebook, donde comparte fotos en eventos, campañas y boliches.

En una entrevista que le hicieron en 2013 contó que su sueño era ser “conejita de Ricardo Fort” y participar del Bailando por un sueño, el programa que conduce Marcelo Tinelli.

 

Ella asegura que no embistió la moto de los ladrones, pero la Justicia tiene dudas sobre su versión. Reticente a dar declaraciones del caso, la modelo hizo su descargo a través de Instagram.

“Gracias a todos los que se preocuparon y ocuparon de mí. Ya estoy en casa. Fue un trágico accidente! Necesito paz y descansar. Los que vieron por los medios, aclaro que no fueron así los hechos. No voy a ir a programas a dar notas de lo sucedido por el momento. Hasta que mi letrado lo disponga”, publicó.

 

Susterman, que según sus redes también es modelo, panelista, sexóloga y actriz, fue cuidadosa a la hora de hablar del tema y no quiso dar ninguna información sobre el choque. “Estamos muy asustadas, tenemos mucho miedo de qué va pasar ahora. Ese momento fue súper shockeante, caímos después en un rato, no podíamos dormir a la noche. Ella (por Cecilia) estuvo detenida. Es horrible, es horrible…”, le contó a Clarín.

Fuentes del caso informaron que ambas mujeres son investigadas en la causa, caratulada como “homicidio culposo”, aunque a Rivas podrían imputarle el “exceso en legítima defensa”.