Un terrible accidente se produjo por una mala maniobra de un adolescente de 17 años. Afortunadamente no se registraron víctimas mortales.

 

El 29 de septiembre de 2017 operadores de las cámaras de seguridad del Centro de Coordinación Operativa de la ciudad de Tartagal detectaron un siniestro vial en avenida Packham.

 

Fue protagonizado por un automóvil conducido por un menor de 17 años, que colisionó con un vehículo que circulaba por Av. Packham conducido por una mujer de 26 años, quien viajaba con dos acompañantes.

 

Todos resultaron heridos tras salir despedidos del rodado. Fueron trasladados al hospital local con politraumatismos. No obstante, fue un milagro que no hubiera muertos por la gravedad del choque.