El gobernador Juan Manzur negó ayer haber ofrecido su apoyo al líder del Frente Renovador Sergio Massa para los comicios parlamentarios de octubre, a la vez que definió como “un invento” las versiones que indican que busca posicionarse a nivel nacional y afirmó que su compromiso es “con Tucumán”.

 

“Este no es tiempo de especulaciones porque debemos trabajar en y por Tucumán”, indicó el mandatario tucumano y destacó que “precisamente eso es lo que vengo haciendo desde el día siguiente de las PASO, porque la sociedad exige gestión a sus gobernantes”.

 

La amplia ventaja obtenida en las PASO realizadas el domingo por el Frente Justicialista para Tucumán, que sumó 494.543 votos contra 294.389 del Frente Cambiemos por el Bicentenario, puso al mandatario provincial en una posición de privilegio dentro de la interna partidaria a nivel nacional.