Osvaldo Jaldo y compañia arrasaron en una elección que parecía un toque mas peleada. De principio a fin el oriundo de Trancas llevo la delantera. Ya con la boca de urna se sabia de un rotundo triunfo.

Una derrota aplastante para José Cano, dejando muy en duda el tema de su liderazgo en la oposición. Hoy quedo demostrado que su afinidad con el electorado se esfumo.

Ahora, este triunfo es el conjunto de un manejo del estado tucumano, que pese a las criticas contra Manzur, Jaldo, Yedlin y compañia funciono como un reloj, tuvo clases, la administración publica cobrando en tiempo y forma, y varios detalles mas. Le sumamos el papelon de José Cano con respecto al Plan Belgrano, los negociados en Corea y los diversos errores del gobierno nacional en la comunicación, donde nos dejo memorables placas como la de Zaiman, Pichinal y quizás algunas que pasamos de largo.

Un augurio un tanto oscuro para Octubre, en el cual ya se da por ganador el Frente Justicialista por Tucuman. Tambien hay que destacar que el interior tucumano, peronista de alma, apoyo como nunca a su candidato.

Para ir finalizando, esto marca la cancha para la verdadera elección, que como parece Jaldo y compañia la ganan caminando.