CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco precisó en una carta a los directivos de Scholas Occurrentes cuáles fueron los verdaderos motivos para rechazar la donación de más de 16 millones de pesos que hizo el Gobierno y apuntó a esa fundación pontificia: “Temo que puedan caer en la corrupción”.     “Temo que puedan caer en la corrupción”, escribió el papa Francisco en la carta que como “padre y hermano” les envió a los directores de Scholas, José María del Corral y Enrique Palmeyro, pidiéndole que rechacen un donativo del gobierno de Mauricio Macri para esa fundación pontificia.     “Perdónenme si esto los ofende, pero es un resbalar suave y casi sin darse cuenta, un resbalar que después ‘contagia’, que ‘se justifica’ y finalmente se termina ‘peor que al principio'”, sostuvo.     “Se trata de un camino resbaladizo y cómodo, que nosotros tendríamos las razones para justificar pero que asesina”, les advirtió el Papa a los directivos de Scholas.     La carta que el pontífice les envió a los directivos argentinos de Scholas fue revelada hoy por los periodistas Andrés Beltramo Álvarez y Andrea Tornielli, en el portal Vatican Insider.     Allí afirmaron que la misiva explica los motivos de la molestia de Francisco por el donativo de 16.666.000 pesos, y aseguraron que deja entrever que el malestar nunca estuvo relacionado con un “desplante” al presidente Mauricio Macri, ni se originó por el “666”, el número de la bestia que aparecía en la cifra.     Beltramo Álvarez y Tornielli señalaron también que al Papa ni le gustó el monto, ni tampoco que se presentase públicamente como un “gesto de distensión” entre la Casa Rosada y Casa Santa Marta.     “El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo”, les cuestionó el pontífice en la misiva dada a conocer.     Tras recordarles que para liberarse de este riesgo de la corrupción se necesitan “la austeridad, la pobreza, el trabajo noble”, les pidió: “Sean apóstoles de un mensaje y no empresarios de organizaciones internacionales”.     “Yo prefiero una picada en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción”, diferenció el Papa en la carta a los directivos de Scholas.     El pontífice hacía referencia de este modo a los partidos interreligiosos por la paz, que surgieron como iniciativa original del futbolista argentino Javier Zanetti y que luego fueron capitalizados por Scholas.

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco precisó en una carta a los directivos de Scholas Occurrentes cuáles fueron los verdaderos motivos para rechazar la donación de más de 16 millones de pesos que hizo el Gobierno y apuntó a esa fundación pontificia: “Temo que puedan caer en la corrupción”.

“Temo que puedan caer en la corrupción”, escribió el papa Francisco en la carta que como “padre y hermano” les envió a los directores de Scholas, José María del Corral y Enrique Palmeyro, pidiéndole que rechacen un donativo del gobierno de Mauricio Macri para esa fundación pontificia.

“Perdónenme si esto los ofende, pero es un resbalar suave y casi sin darse cuenta, un resbalar que después ‘contagia’, que ‘se justifica’ y finalmente se termina ‘peor que al principio'”, sostuvo.   “Se trata de un camino resbaladizo y cómodo, que nosotros tendríamos las razones para justificar pero que asesina”, les advirtió el Papa a los directivos de Scholas.

La carta que el pontífice les envió a los directivos argentinos de Scholas fue revelada hoy por los periodistas Andrés Beltramo Álvarez y Andrea Tornielli, en el portal Vatican Insider.

Allí afirmaron que la misiva explica los motivos de la molestia de Francisco por el donativo de 16.666.000 pesos, y aseguraron que deja entrever que el malestar nunca estuvo relacionado con un “desplante” al presidente Mauricio Macri, ni se originó por el “666”, el número de la bestia que aparecía en la cifra.

Beltramo Álvarez y Tornielli señalaron también que al Papa ni le gustó el monto, ni tampoco que se presentase públicamente como un “gesto de distensión” entre la Casa Rosada y Casa Santa Marta.

“El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo”, les cuestionó el pontífice en la misiva dada a conocer.

Tras recordarles que para liberarse de este riesgo de la corrupción se necesitan “la austeridad, la pobreza, el trabajo noble”, les pidió: “Sean apóstoles de un mensaje y no empresarios de organizaciones internacionales”.

“Yo prefiero una picada en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción”, diferenció el Papa en la carta a los directivos de Scholas.

El pontífice hacía referencia de este modo a los partidos interreligiosos por la paz, que surgieron como iniciativa original del futbolista argentino Javier Zanetti y que luego fueron capitalizados por Scholas.