Casa incendiada

Julieta Díaz dijo que vive con temor por las amenazas del Clan Toro. La joven, de 24 años, acusó a los integrantes de esta banda radicada de Villa 9 de Julio de usurpar y de destruir su vivienda y la de un familiar, y de amenazas de muerte.

 

Díaz es la esposa de Abel González, el hijo de “El Gordo” Gustavo . Estos últimos fueron acusados de ser autores del secuestro de Margarita Toro, en la madrugada de ayer.

 

“Vivo a una cuadra de la vivienda de Margarita Toro. Cerca de las 2.30 de la madrugada, ingresaron unas 10 personas del Clan Toro y desvalijaron y prendieron fuego mi casa. Sacaron las cosas. No quedó nada. Robaron la casa de mi tío también”

 

Díaz contó que realizó denuncias en la Policía y en Tribunales de la avenida Sarmiento, en la capital, por la represalia de la banda supuestamente rival.

 

“Salí con lo puesto”, remarcó Díaz después del ataque. La mujer señaló que los agresores se llevaron ropa de ella y de su hija de cinco años; muebles, dos freezers, una heladera, televisores. “Me sacaron hasta una moto”, agregó.

 

Los motivos del enfrentamiento

 

Manifestó también que este conflicto es producto de una pelea por la venta de drogas “con gente del barrio ‘El Sifón’”.

 

“Lamentablemente, mi cuñado se junta con la gente de ‘El Sifón’, pero mi cuñado sólo es adicto a la base y se fue de la casa porque le robaba todo a mi suegra. Con esa gente es el problema. No, con mi suegro”.

 

Díaz contó que hasta ayer permanecía fuera de su hogar por las amenazas. “Anoche me fui al parque (9 de Julio)”, aseguró.