Personal del Hospital Madariaga de Posadas (Misiones) manifestaron haber escuchado ruidos en un pabellón abandonado del nosocomio que se encuentra con llave y candado. Un hombre que trabaja de seguridad se acercó al lugar y con el flash de su celular comenzó a alumbrar y filmar todo el lugar.

En un momento, dice haber escuchado un ruido en una de las habitaciones y fue investigar. Sin embargo no encontró a nadie.

Luego, tras revisar el video que había filmado, se encontró con la perturbadora imagen de una mujer que se asomó por la puerta. El video se viralizó en las redes.