Charlotte Dubard

Según informó DailyMail, al sentir dolores, la mujer se dirigió al baño y con la cámara de su celular decidió grabar en un video sus partes íntimas. Luego de reproducir las imágenes quedó totalmente sorprendida al ver que de su vagina salía la cabeza de un bebé.

Charlotte trabajó 14 horas diarias durante todo su embarazo.

Sin ayuda de nadie, sufrió los dolores propios del parto pero sin la toma de analgésicos que los calmaran. De esta manera terminó dando a luz en el baño de su casa y cortó el cordón umbilical de su hijo con una tijera.

Inmediatamente llamó a su novio Miguel Ángel, de 28 años, para que volviera a su casa de manera urgente. Al llegaron el joven gritó “¡Encontraste un bebé en la calle!”. Luego de entender lo que estaba pasando dijo: “esto es nuestro”, mientras lloraba.

El niño nació sin problemas de salud y con un peso normal. 

La criatura nació sin problemas y con un peso normal. Charlotte aseguró que se sentía“increíblemente afortunada” de tener un hijo sano ya que había fumado y tomado alcohol durante todo el embarazo.

Acerca de esos meses, la chica de Londres dijo que había aumentado unos kilos pero no lo suficiente como para pensar que estaba embarazada. Además, indicó que estuvo tomando pastillas anticonceptivas, pero que en dos ocasiones se las había olvidado y afirmó que sus periodos fueron totalmente normales durante los nueve meses.

El padre acusó a la joven de haber encontrado al bebé en la calle.

“Una noche comencé a tener calambres, pero en realidad eran bastante leves, más suaves que los dolores de mi período habitual. Luego, al día siguiente, continuaron y seguían yendo y viniendo en oleadas que ahora me doy cuenta de que eran mis contracciones”, añadió.

El pequeño Elias fue trasladado rápidamente a un hospital de Londres después de su nacimiento para hacerle todos los controles necesarios.