Es de las cosas más extrañas que vimos en Internet. Y eso que somos especialistas en encontrar videos bizarros. Pero todavía no podemos entender por qué este señor estuvo ¡TRES HORAS! lamiendo el timbre de una casa en Salinas, California, en Estados Unidos.

El video fue grabado por la cámara de seguridad de la casa, que se activa justamente cuando alguien toca el portero eléctrico o se acerca a la puerta. El hecho ocurrió de madrugada, una noche en la que los dueños de casa estaban afuera, pero sus hijos estaban adentro, durmiendo.

Esta persona llegó a la puerta del lugar y empezó a chupar el timbre. Las cámaras también lo captaron moviendo un cable de extensión y haciendo sus necesidades en el patio delantero de la residencia.

Las ¿víctimas? de este ¿ataque? (perdón los signos de pregunta, no sabemos cómo calificarlo) llamaron a la policía para mostrarles la grabación y hacer la denuncia.

La dueña de casa, Sylvia Dungan, declaró en una entrevista que aunque el hombre no lastimó a nadie, le preocupa lo que hizo. “Nos reímos porque, técnicamente, no le hizo daño a nadie, no rompió nada”, pero para la mujer esto refuerza la importancia de tener seguridad en su casa.

Por la claridad de las imágenes, la policía identificó a la persona. Se llama Roberto Daniel Arroyo, tiene 33 años y lo buscan por cargos de hurto menor y merodeo.