Un hombre abusó sexualmente de una niña de ocho años en el barrio San Esteban en la ciudad de Valparaíso, en Chile , y confesó el delito luego de que ella le contara a su madre lo que había pasado. El hombre quedó en libertad por no tener antecedentes penales, pero tiene una restricción de acercamiento.

Aunque no trascendió la identidad del abusador, se sabe que tiene 61 años y que estaba trabajando en una obra en el segundo piso de una casa familiar.

La niña y sus padres estaban en la planta baja de la casa. Ella subió para ver televisión y jugar con su perro, pero minutos después volvió a sus padres llorando. Ante la pregunta de por qué lloraba, explicó que el hombre había entrado en su habitación, la había tocado y la había amenazado para que no contara lo sucedido, según informó Los Andes Online.

La madre de la niña increpó al hombre, quien en principio negó todo y siguió trabajando como si nada hubiera pasado. La mujer llamó a los Carabineros, quienes se presentaron en el lugar y arrestaron al abusador.

Ante las autoridades, el trabajador reconoció el abuso e intentó defenderse diciendo que la menor lo había “incitado abriendo sus piernas”.

La niña fue llevada al Servicio de Urgencia del Hospital San Juan de Dios, donde fue asistida después de que los médicos comprobaran que presentaba lesiones en la zona vaginal.

Roberto Gahona Rojas, el juez encargado de la causa, dejó en libertad al abusador y negó que se le vaya a aplicar la prisión preventiva ya que no contaba con antecedentes penales. Sin embargo, se le prohibió acercarse a la víctima durante el tiempo que dure la investigación.

Si vos o alguien que conocés vive alguna situación de violencia, podés llamar gratis al 144 o buscar algún centro de atención cercano. La línea funciona todos los días, las 24 horas, en todo la Argentina.