La escena ocurrió en la pasarela alrededor de la cara Este de la montaña de Taihang en Hebei.

Un puente de cristal en China asusta a decenas de visitantes al incluir un efecto óptico y sonoro en el que pareciera que se rompe al paso de los visitantes.

En las imágenes, el hombre, que parece ser un guía turístico, se tropieza y cae de rodillas con miedo, mientras el cristal se rompe bajo sus pies.