La redacción abierta en la sede de la BBC en Londres traicionó una vez más a los empleados de la emisora pública británica, con la emisión inadvertida de un film erótico durante un noticiero.

Mientras se emitía anoche el noticiero de las 22, a espadas de la conductora Sophie Raworth, que hablaba de cricket, aparecía la secuencia subida de tono de una película que estaba mirando en su computadora algún periodista de la redacción.

La escena embarazosa de una mujer en topless fue vista por 3,8 millones de telespectadores y muchos lo reportaron en las redes sociales, criticando a la BBC por el episodio.

En los últimos meses se vio de todo en la redacción abierta que aparece como fondo del noticiero, con periodistas que jugaban, coqueteaban o bostezaban, poniendo en riesgo la reputación de la emisora.

[videoyt id=”GeV6EI6qyvo”]