Su nombre es Arnav Sharma y ya es considerado como una de las mentes más brillantes del mundo, de hecho, a los nueve años diseñó un dispositivo capaz de monitorizar el asma con la intención de “ayudar a muchos niños que padecen asma e intentar que no estén sobremedicados”.

El novedoso aparato de este joven británico de origen indio funciona para prevenir los ataques de asma y estudiar qué los desencadena para crear un plan de tratamiento específico en cada paciente, detalla el portal Opinión.

Las aportaciones a la sociedad por su invento le permitieron a Arnav ingresar a Mensa la principal asociación internacional de superdotados que reúne mentes privilegiadas de cualquier lugar, edad o formación. La misión del conocido como “club de las mentes brillantes” es, de acuerdo con sus fundadores, “identificar y promover la inteligencia en beneficio de la humanidad”.