australia

Una niña de 3 años murió ahogada en un lago a pocos metros de su casa, luego de que su madre la perdiera de vista durante algunos minutos. El trágico hecho ocurrió en Cootharaba, una zona rural de Australia.

Todo comenzó cuando la madre de Elenore Lindsay dejó a su hija mirando televisión y aprovechó para ir al baño. En esos pocos minutos, ella se levantó salió afuera y nunca más fue vista. “Pasó tan rápido… fueron solo unos minutos y ya no estaba ahí”, contó a la cadena ABC Penny Lindsay, tía de la joven

Dejó sola a su hijita unos minutos, la niña se perdió y la encontraron ahogada en un lago 1

Apenas se dieron cuenta, la familia hizo la denuncia a la policía local y comenzaron a buscar desesperadamente a la niña. A ellos se sumaron varios vecinos que, linterna en mano, rastrearon cada sector de la zona en búsqueda de Eleonore, con la esperanza de que estuviera simplemente jugando, publica 100radios.com.

Sin embargo había un dato que complicaba todo: “Ella estaba sorda de su oído izquierdo. Incluso había veces que, si no quería escuchar a la gente, solo se tapaba las orejas y así bloqueaba todo el sonido”, contó la mujer

Dejó sola a su hijita unos minutos, la niña se perdió y la encontraron ahogada en un lago 2

Pero finalmente, a la medianoche, los oficiales encontraron el cuerpo de la pequeña en un lago ubicado a solo 150 metros de su casa. La Policía prometió investigar qué fue lo que sucedió, así como también destacó la solidaridad que tuvieron los habitantes de la comunidad: “Una de las grandes cosas de nuestro pueblo es que, en tiempos difíciles, la gente ayuda. Dentro de esta tragedia, fue algo para enorgullecerse”.