Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Venezuela, Nicolás Maduro, han confirmado que están manteniendo contactos de alto nivel en los últimos meses. Por ahora, no hay más detalles sobre el contenido de los mismos.

En los últimos días, la agencia estadounidense Associated Press y el portal de noticias Axios habían desvelado contactospor parte de la Administración Trump con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Cabello respondió el lunes a estas informaciones para desmentir los supuestos contactos con Washington. “El imperio es muy arrogante, por eso ellos creen que nos van a dividir a nosotros con chismes”, sentenció el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

Declaraciones de los presientes

Según ha indicado Trump en el despacho oval, están manteniendo conversaciones con varios representantes de Venezuela. “No quiero decir con quién, pero estamos hablando con ellos a muy alto nivel”, ha agregado.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ha confirmado que “hay contactos de altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, de Donald Trump, y del Gobierno bolivariano” desde hace meses. “Claro que hay contacto y seguirá habiendo contacto”, ha recalcado.

El presidente venezolano ha explicado que su objetivo es que “Trump escuche a la Venezuela de verdad, y con respeto escuche la verdad de la revolución del siglo XXI”, para así lograr “regularizar y resolver este conflicto” entre los dos países.

Aun así, Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, cuando se autoproclamó presidente encargado de Venezuela el pasado 23 de enero. Además, en los últimos meses ha endurecido las sanciones contra el país y los miembros del círculo más cercano a Maduro.

Contactos con Cabello

Fuentes consultadas por el portal Axios han indicado que en los últimos meses ha habido contactos entre Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo, y un responsable del Consejo Nacional de Seguridad estadounidenseMauricio Claver-Carone.

La Administración Trump considera a Cabello como un actor clave y cree que, si este hubiera respaldado el golpe de Estado fallido del 30 de abril, el levantamiento habría prosperado, según indican las fuentes.