new york

Eran las 8 de la mañana del viernes en el condado de Bronx, en el estado norteamericano de Nueva York, cuando Juan Rodríguez (37) estacionó su auto en el Hospital James J. Peters VA, donde trabaja como trabajador social. Lo que no se percató fue que dejó a sus dos hijos gemelos de un año en la parte trasera del vehículo. Cuando regresó, cerca de las 16, encontró a ambos chiquitos sin vida y con la boca cubierta de espuma.

El hombre comenzó a gritar por lo que una persona que caminaba por el lugar llamó a la policía. En interior del vehículo, un Honda Accord, se notó un calor sofocante debido a las altas temperaturas, lo que habría deshidratados a los pequeños.

La temperatura subió a los 80 grados Farenheit (poco más de 26 grados celsius) este viernes en NY, pero incluso una temperatura exterior de solo 61 grados puede causar condiciones fatales dentro de un auto cerrado.

Según el Consejo Nacional de Seguridad, un promedio de 38 niños mueren después de ser abandonados en vehículos cada año en Estados Unidos.

El padre de Phoenix y Maritza quedó detenido. Está acusado de dos cargos de homicidio y dos cargos de homicidio por negligencia criminal.

La pareja tiene un tercer hijo, de 3 años, a quien el hombre dejó en Yonkers, una ciudad ubicada en el condado de Westchester en el estado estadounidense de Nueva York el mismo viernes más temprano.