“Dos motochorros le quisieron sacar la moto y como no pudieron, le pegaron un tiro”, contó Lorena Plaza, madre de Sebastian Alexis Plaza, de 18 años quien recibió un disparo en la pierna izquierda el sábado a la noche en Villa 9 de Julio.

El joven, quien tiene un taller mecánico, ya había recibido un disparo en el ojo cuando quedó en medio de un enfrentamiento entre la familia Carrión y Toro, en el mismo barrio. Ese hecho ocurrió en diciembre de 2015.

Este sábado, Alexis fue sorprendido por dos motochorros cuando volvía a su casa cerca de las 23. El chico, según dijo su madre, había ido a visitar a su tío en la moto. “Me contó que él miraba por el espejo retrovisor y se dio cuenta de que lo venían siguiendo. Llegó a la puerta, dos tipos se acercaron y le apuntaron con un arma pidiéndole que entregase la moto”, relató. “Mi hijo atinó a apagar la moto y tirar la llave para la casa de su tío, entonces los ladrones no pudieron llevársela. Se ve que, por la bronca, le pegaron un tiro en la pierna y huyeron”, agregó la mujer. La familia del chico asegura que conoce al autor del disparo. Según ellos, se trataría de un chico apodado “Harry”, que reside en la zona.

Luego de que Alexis fuera interceptado por los dos ladrones, los vecinos entre gritos avisaron a los familiares que él estaba herido. “Para no esperar a la ambulancia, me subí a un taxi y lo llevé al hospital”, dijo la madre. “Por suerte la bala no tocó un hueso. Ahora está recuperándose”, añadió. El chico, según su familia, es fanático de las motos y días anteriores al ataque le habían regalado ese rodado para su cumpleaños. “Es una inseguridad total esta zona. A mí me asaltaron la semana pasada y me robaron mi moto. Te apuntan y te roban”, indicó.

Otro ataque en 2015

Por otra parte, Alexis ya había sido atacado el 26 de diciembre de 2015 en una tarde de violencia que conmocionó a villa 9 de julio. Ese día Carlos Carrión (tío de Alexis) recibió un tiro en el estómago y otro en la pierna, cuando se encontraba en una despensa. Los autores de los disparos fueron unos motociclistas, supuestamente pertenecientes a los Toro. Por otro lado, Alexis, que en ese entonces tenía 14 años, recibió un disparo con una escopeta y perdió el ojo derecho.

El 24 de febrero de 2016, Raúl “El Chavo” Carrión (padre de Alexis), ue baleado en una pierna y en el tórax. El 29 de abril, Luciano Calderón de 20 años, integrante de los Toro, fue asesinado a balazos en medio de una pelea. Según dijeron en aquel entonces, uno de los “soldados” de los Carrión habría sido el autor del disparo.

Javier Lobo Aragón, abogado de los Carrión, dijo que ya no existe esta rivalidad entre ellos y los Toro. “Si bien es cierto que hay antecedentes de violencia, hablaron y se acabaron los problemas”, manifestó el letrado.

El viernes pasado se realizó un operativo en diferentes barrios de la capital, entre ellos villa 9 de Julio, y la Policía detuvo a nueve hombres. Entre ellos, según la Policía, estarían dos integrantes de “Los Toro”, dos de los Carrión y uno señalado como el líder de “Los Alanís”. En el operativo, más de 250 agentes de la policía realizaron 27 allanamientos en viviendas vinculadas con los Carrión. Secuestraron drogas, armas, motopartes y detuvieron a uno de los integrantes de esa familia. “Los resultados fueron positivos porque encontramos muchos indicios de cómo podría haber actuado esta organización”, había destacado el comisario Javier Alderete.

Lobo Aragón dijo que el operativo fue “innecesario”. “Hicieron una gran historia con lo que secuestraron. Las motopartes son legales y las tenían porque son propietarios de un taller. La droga no era de ellos, sino de una persona que tiene severos problemas de adicción”.