inseguridad en tucumán

“A mi papá le tuvieron que coser el estómago. Recibió tres puñaladas”, enuncio Laura, hija de Nicolás González, un taxista de 61 años que fue asaltado y apuñalado el viernes a la madrugada mientras trabajaba. Victimas de la inseguridad en Tucumán que crece dia a dia

El hombre fue víctima de un vándalo que subió en el microcentro y pidió que lo trasladaran hacia barrio ATE.  Casi concluyendo el viaje, el malhechor quiso sustraer sus pertenencias a lo cual Gonzalez opuso resistencia. El “pasajero” atinó a sacar una punta (lease arma blanca) y luego de constantes amenazas, apuñalo al conductor provocando heridas graves en la zona abdominal.

“Como el ladrón no le pudo robar a mi papá, él agarró su teléfono y llamó a mi hermano César. A los minutos pudimos auxiliarlo y lo llevamos de urgencia al hospital Padilla”, relató Laura.

El taxista ingresó a quirófano al llegar al nosocomio y fue operado debido a que había perdido mucha sangre, según confirmó su familia. “Lo operaron y hasta le cosieron el estómago porque el asaltante le provocó mucho daño”, agregó la joven. “Ahora está recuperándose. Pudimos hablar con él y está fuera de peligro”, dijo.

Si bien González es taxista hace mas de 20 años, debido a la creciente inseguridad y violencia, su familia dejó en claro que no permitirán que trabaje de noche. “El taxi es nuestro y decidimos que ahora él saldrá sólo de día. Mi papá estaba trabajando de noche los fines de semana pero ya no lo hará más”, añadió la chica.

Según el parte médico, el chofer se encuentra estable. “Ayer le quitaron el respirador artificial pero debe cuidar la zona del abdomen porque está delicada”, contó la familia.