la costanera

En un clima de máxima tensión, las autoridades desbarataron un quiosco que se dedicaba a la venta de drogas en La Costanera. Según confirmaron fuentes judiciales, secuestraron más de 200 dosis de paco, medio kilo de marihuana y dinero en efectivo.

Personal de la división Antidrogas Tucumán de la Policía Federal, en medio de un fuerte operativo de seguridad, se presentó en un domicilio de Cuba al 1.600. Habían llegado allí después de investigar la denuncia que habían realizado varios vecinos.

Los federales realizaron un minucioso trabajo de inteligencia hasta que lograron probar que allí se vendían drogas. Con la dirección del fiscal Carlos Brito, y la autorización del juez Fernando Poviña (está subrogando a su par Daniel Bejas), los pesquisas lograron desbaratar el quiosco. Quedaron detenidos el dueño de la casa y una mujer que sería la pareja del principal acusado.