tucuman

Gendarmería Nacional detectó que dos niños que viajaban con sus padres en un ómnibus desde Salvador Mazza, Salta, con destino a San Miguel de Tucumán, llevaban en sus espaldas paquetes pegados al cuerpo con casi 4,6 kilos de cocaína.

La droga fue descubiera en una inspección realizada ayer por el Escuadrón 55 de la fuerza federal en el puesto Molle Yaco, en la ruta 9, al norte de Tucumán.

Según informó Gendarmería, al momento de controlar a los pasajeros de un ómnibus de la empresa La Veloz del Norte que se dirigía a nuestra capital se observó a una pareja de adultos que viajaba con un mentor, que presentaba un bulto en su espalda que no condecía con su anatomía. Ante la presencia de testigos, los mayores, que eran padre y madre del niño, le quitaron la campera y se descubrió que llevaba dos paquetes con cocaína.

Durante el operativo, se descubrió a otra mujer que viajaba también con un menor de edad, que exhibía un bulto en la espalda similar al otro niño. En este caso, se trataba de tres paquetes con cocaína.

Al sumar el peso de los cinco paquetes, se determinó que contenían 4.585,9 gramos de la droga.

GENTILEZA GENDARMERÍA NACIONAL

Se dio intervención al Juzgado Federal 1 de Tucumán, que dispuso el secuestro del estupefaciente y de otros elementos. Los tres adultos quedaron detenidos y se resolvió que los menores queden transitoriamente con sus progenitores.