edet

El elevado incremento de la tarifa del servicio eléctrico, que en promedio supera el 32%, comenzó a generar la reacción virulenta de los usuarios, especialmente en el sur tucumano.

Cientos de vecinos autoconvocados se concentraron frente a las sucursales de EDET de a fin de exigir la revisión de los abultados montos que están obligados a pagar este mes por el servicio. En un planteo elevado a la Defensoría del Pueblo plantearon la necesidad de que las tarifas se retrotraigan al año pasado. También piden una reducción del impuesto municipal que pagan por alumbrado y limpieza.

El titular de la Federación de Organizaciones en Defensa de los Consumidores y Usuarios (Fodecus), José García, explicó que ayer hubo manifestaciones de vecinos frente a las sedes de la empresa en Monteros, Alberdi, Famaillá, Tafí Viejo, Bella Vista, Concepción, Banda de Río Salí, Los Ralos y en la capital.

“El Gobierno nacional ha retirado la tarifa social a 160.000 usuarios. La gente más humilde sufrió principalmente los aumentos de febrero y la quita de subsidios. Les pedimos a los legisladores que aprueben una ley de emergencia tarifaria que evite que la gente pobre quede sin luz”, dijo el dirigente.

En Monteros, la gente quemó cubiertas y protagonizó serios disturbios en el edificio de la empresa eléctrica, ubicado en Belgrano primera cuadra. “Esto no da para más. No puede ser que por pagar la luz nos quedemos sin dinero para comer y comprar remedios”, trinó el jubilado Enrique Díaz. Aseguró que la factura que tiene que abonar este mes asciende a $ 7.000 y que él gana un poco más de $ 11.000.

El gastronómico Juan Carlos Racedo afirmó que su emprendimiento corre el riesgo de no poder seguir adelante porque debe pagar pagar una factura de luz que alcanza los $80.000.

Concejales, funcionarios municipales y representantes de los vecinos se reunieron con autoridades de la empresa y formalizaron la inquietud de los usuarios. Los manifestantes adelantaron que hoy volverán a las calles.

En Alberdi

El clima de indignación de los usuarios comenzó a exteriorizarse la semana pasada en Alberdi, cuando numerosos vecinos se concentraron frente a la sucursal de esa ciudad de EDET. Enardecidos, quemaron cubiertas y provocaron destrozos en el edificio.

Representantes del municipio y de la Defensoría del Pueblo se reunieron con autoridades de la empresa hidroeléctrica y acordaron revisar las facturaciones consideradas excesivas y suspender por el momento los cortes del servicio por falta de pago (se informa por separado). “Las facturas que nos llegaron son impagables para la mayoría de los usuarios” advirtió Antonio Fernández, vocero de los vecinos autoconvocados.

En la “Perla del Sur”

En Concepción, la Policía debió desplegarse con una veintena de efectivos antimotines para contener a los indignados vecinos que pugnaban por ingresar a la sucursal de la firma ubicada en Güemes y España.

Los manifestantes quemaron cubiertas y denunciaron los elevados montos por electricidad que deben pagar este mes. “Cobro una pensión de $ 3.500, pagaba de luz $ 2.400 y ahora me llegó $ 5.600. Hago changas, pero igual no me alcanza, tengo tres hijos para alimentar”, contó María Silva.

Azucena Belmonte, del barrio Nevado, dijo que la factura que llegó a su domicilio es por $8.300. “No puedo dejar de alimentarme para abonar esta factura. Soy una jubilada con un ingreso de $ 11.000”, apuntó.

Juan Carlos Molina, de Arcadia, dijo estar desesperado en razón de que no va a poder pagar los $ 3.500 que le llegó de luz porque ya tiene refinanciado $11.500 de la anterior. “Somos una familia humilde con integrantes insulinodependientes. Si me quedo sin electricidad se me van a echar a perder los medicamentos”, se quejó.

Los vecinos, que aseguraron que volverán a manifestarse hoy, exigen que se investigue el sistema de facturación del servicio que brinda EDET.

Fodecus presentó un petitorio respaldado por las firmas de una veintena de usuarios. Los puntos más sobresalientes son que se suspenda el corte del servicio a quienes perdieron la tarifa social, que se acepte el pago parcial de la factura (sólo el consumo) y que se suspendan los cobros de cargos punitorios. Adelantaron que están organizando una movilización para el 3 de abril.

El gobernador Juan Manzur apuntó contra la Nación por el incremento de tarifas. “No pueden seguir aumentado la luz porque la gente no puede pagar más. Es un tema que lo tiene que resolver de la Nación; hay que frenar este tarifazo a nivel nacional, y hay que hacerlo rápido. Esto está llegando a un límite”, manifestó en rueda de prensa.