inseguridad en tucuman

Los enfrentamientos con armas de fuego entre distintas bandas marcaron el fin de semana en la capital y en algunos lugares del Gran San Miguel. El ajuste de cuentas ha sido, en general, la causa de las peleas y los tiroteos, según fuentes cercanas a las investigaciones judiciales.

Ayer se sumaron dos incidentes más a los de las cuatro personas heridas el sábado. En particular, pasadas la 1.30, ingresó al hospital Padilla un chico de 17 años con tres proyectiles en el pecho. Según fuentes policiales, la madre, de unos 35 años, declaró que su hijo había recibido los disparos al acercarse a la ventana, tras escuchar varias descargas. Sin embargo, la mujer no dio más datos sobre los sucedido en la vivienda del barrio 40-60 viviendas de Manantial Sur.

En las pericias, la Policía registró manchas “pardo-rojizas” en el comedor y en una habitación matrimonial de la vivienda, donde funcionaría también un negocio. El muchacho se encontraba internado anoche y su diagnóstico era traumatismo abdominal por herida penetrante.

Caso Juárez

La Fiscalía Especializada II, subrogada por María del Carmen Reuter, solicitó ayer la detención de un hombre señalado como posible autor del ataque a José Roque Juárez, de 20 años.

El sábado a la siesta, la víctima recibió un disparo cuando estaba en una cancha de fútbol ubicada cerca de la avenida Independencia al 4.000, en zona del barrio Presidente Perón.

Una de las hipótesis es que el herido habría participado en una pelea entre dos grupos, ya que ahí también se encontraban varias personas. Desde la fiscalía se pidieron también nuevas medidas para determinar la ubicación de otras personas que estarían vinculadas al caso.

Con base en los dichos de testigos, el sospechoso se retiró de la cancha en un primer momento, pero regresó poco después con otras personas a bordo de un auto. En esos instantes, habrían efectuado varios disparos antes de huir.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) informó, de acuerdo a las declaraciones, que los encargados del lugar y otras personas, entre ellas, Juárez, fueron a buscar a los agresores después. En esas circunstancias se produjo otra balacera. El joven recibió un tiro en el cuello y continuaba en grave estado en el hospital Padilla.

De esta forma, los investigadores descartaron la versión de la familia. Un primo, de 27 años, había llevado al herido al centro de salud. Allí habría declarado que Juárez habría sido víctima de un enfrentamiento con armas de fuego entre dos bandas. Regresaba de la cancha, según el familiar, en su moto. Una persona que habría estado junto a la víctima fue detenida. Se ordenó que se le haga un dermotest.

Otro caso

Una mujer, de 31 años, denunció que ayer por la mañana un hombre conocido por la familia se presentó en su vivienda y realizó tres disparos. De acuerdo con el reporte oficial, el hecho ocurrió en una casa del pasaje Kennedy al 500.

La víctima relató ante la Policía que el sospechoso se había presentado cuando ella y su pareja estaban durmiendo. Contó que sintieron que “llamaban a la puerta” y que el concubino salió a atender. En ese momento, el propietario de la vivienda observó un automóvil de color bordó y reconoció a su ocupante, quien habría estado acompañado por una joven de cabello rubio.

En el relato, la mujer dijo que el conductor habría sacado un arma de fuego y realizado tres tiros contra la casa, para luego darse a la fuga. Las víctimas hicieron constar en la presentación policial que no había sido la primera vez que esa persona les hacía disparos frente a la vivienda. Ya realizaron varias denuncias contra él.