Aguilares

Un tenso clima de violencia se volvió a instalar en Aguilares, a partir de los últimos choques y provocaciones que protagonizaron pandillas de distintos barrios de Aguilares. Los episodios estarían vinculados con viejas rencillas vecinales generadas por distintas razones. La policía no descarta que entre estas prevalezcan pujas relacionadas con el negocio del narcomenudeo.

Lo cierto es que los choques de barras cargan en los últimos ocho años el saldo de 10 muertos. Uno de los hechos más indignantes, que enfrentan a barras de los barrios Independencia y Villanueva, se desencadenó en la madrugada del miércoles. Desconocidos del primero de los complejos habitacionales profanaron en el cementerio municipal el féretro en donde descansan los restos de Alexis “Bolero” Emanuel Gómez (20 años), de la Villanueva. El joven resultó asesinado a balazos en marzo del año pasado en esa ciudad.

El martes, en el marco de este clima de violencia, en el barrio Roca se enfrentaron a tiros pandillas de ese lugar con las del Independencia. No hubo víctimas. Ambos hechos no tuvieron ninguna relación, según la policía.

La profanación última fue la más audaz de las anteriores tres que ya se habían perpetrado en el monumento de los Gómez. “Lo que hicieron no tiene nombre y es propio de gente cargada de odio. Violentaron el monumento de la familia, abrieron el cajón de mi hijo, le arrancaron una medalla de oro y se llevaron hasta la gorra del Deportivo que le habíamos puesto. Sabemos quiénes son porque dejaron mensajes”, dijo Mabel Uñate, madre del difunto. Una de las inscripciones dejadas en la pared del mausoleo reza: “el barrio Independencia manda”.

Por el crimen de Alexis se encuentra detenido Eduardo Ariel “Kelo” Delgado, señalado por testigos como el autor del disparo que terminó con la vida de Alexis Gómez.

El acusado era hermano de Ronaldo Ramón Delgado (24 años), muerto en 2013 al caer de su motocicleta tras ser apedreado cuando circulaba por una calle próxima al club Deportivo Aguilares. “Bolero” habría sido individualizado por los parientes de Delgado como uno de los hombres que habría lanzado piedras a Delgado cuando circulaba en su rodado. De ahí que el crimen de Gómez fue asumido como el producto de una venganza.

Posición familiar

“Mi hijo no lo mató. Fue él quien lo atacó a balazos cuando iba a alta velocidad con su moto. En esa circunstancia se cayó muy mal al pavimento “, explicó Mabel.

El rencor que desencadenó el hecho entre sus parientes y vecinos no quedó saldado con la muerte de Alexis. Su padre, Manuel Gómez, aseguró que los Delgado pretenderían ahora quemar el cuerpo de su hijo, hacerlo desaparecer. Es lo que se encargaron de hacer trascender en la ciudad.

“Esto es algo de locos, de un enfermo. Es una provocación, pero no vamos a seguirle el juego. Dejaremos que sea la Justicia la que se encargue de ellos”, advirtió el hombre. “Nos reabren una herida muy profunda. Fui al cementerio para darme con el cajón abierto de mi hijo y verlo en estado de descomposición. Me shockeó”, añadió.

Mabel, empleada municipal, insistió en aclarar que lo sucedido no tiene nada que ver con pujas de bandas vinculadas con el narcomenudeo. “Esto, más bien, tiene que ver con una cuestión de viejas rencillas de barrios en la que nosotros caímos sin tener nada que ver. Y esas diferencias aparecen hasta en los partidos de fútbol, donde se lanzan cánticos contra mi hijo muerto y el barrio”, explicó. “No vamos a ponernos a la altura de esa gente. Es que no queremos más violencia. No quiero perder otro hijo. Que actúe la Justicia”, insistió la mujer.

Los procedimientos

El segundo jefe de la Regional Sur, comisario principal Pedro Gómez, aseguró que la profanación no está vinculada con la balacera que protagonizaron el martes pandillas de los barrios Roca e Independencia. “Aunque no hubo víctimas ni se realizaron denuncias, los operativos de seguridad que se practican aquí tienen que ver con todo lo sucedido”, aclaró.

El fiscal Edgardo Sánchez, de los tribunales de Concepción, solicitó ayer distintas medidas con el fin de dar con los autores de la profanación y los elementos sustraídos. Un día antes había ordenado la instrumentación de un amplio operativo de prevención general en toda la ciudad de Aguilares.

Según Sánchez, esta medida también tuvo que ver con el cruce de amenazas y provocaciones que se agitaron a través de las redes sociales el martes..