En lo que va del año se registraron al menos 31 homicidios, de los cuales 24 fueron producidos en situación de robo. Esos son números que hablan de la inseguridad que se vive en la provincia.

Los números fueron alertados por el editor de Policiales de LA GACETA, Gustavo Rodríguez. En su columna en “Buen Día”, planteó: “se incrementan estos delitos porque están fallando las tareas de prevención. Con la llegada del nuevo jefe de Policía Manuel Bernachi se incrementaron los operativos, pero no alcanza”. “El Servicio 911 está funcionando a la mitad de su capacidad y el personal de las comisarías está abocado más al cuidado y al traslado de los detenidos que en realizar tareas de prevención”, prosiguió.

De los últimos seis homicidios registrados en la provincia, cinco fueron cometidos en las jurisdicciones de las seccionales 4ª, 9ª y 13ª. Esas dependencias policiales son las más comprometidas con la crisis carcelaria. Allí se produjeron además, las últimas fugas.

“El pedido de hábeas corpus solicitado por los fiscales Diego López Ávila y Adriana Giannoni en 2015, no sólo era por los derechos de los detenidos, sino también por el personal de las comisarías y los vecinos de las dependencias”, completó.