Según la información que se conoció una empleada de un comercio se subió a un taxi con $300.000 en la mochila para ir al banco a depositarlos. En la esquina de Zavalía y Avenida Aconquija, Yerba Buena, los cruzó una moto. Al taxista lo apuntaron con un arma a través del parabrisas mientras que otro delincuente rompió el vidrio donde iba la mujer y le quiso sacar la mochila. Ella se resistió y, en el forcejeo, los billetes que trasladaba se esparcieron en la calle. Los delincuentes recogieron la mayor parte y se fueron.

Según detallan, el taxista que se encargaba del traslado, demandaría al comercio porque considera que fue riesgoso el viaje desconociendo la cantidad de plata que llevaba la mujer, poniendo así en riesgo su vida.